Por: Patricia Leitón 24 abril, 2012

San José (Redacción). Sólo 19.398 sociedades han pagado el nuevo tributo de las cerca de 575.000 posibles contribuyentes y sólo faltan cuatro días hábiles para que se termine el plazo para pagar.

El monto pagado asciende a ¢1.956 millones, un promedio de ¢100.845 por sociedad.

Un factor que puede influir es que la legislación da un plazo de tres meses, a partir del 1.° de abril, para desinscribir la sociedad sin pagar el impuesto y otro que la mayoría de entidades estén esperando el último día para cancelar.

Las sociedades activas enfrentan este año un impuesto de ¢135.225 y las inactivas ¢67.612,50.

El criterio que se utilizó para definirlas es si están activas e inactivas ante Tributación y según Francisco Chacón, ministro de Comunicación y quien participó como diputado en la elaboración de la ley, ese es el criterio correcto; sin embargo, algunos lectores han mostrado dudas.

Aquellas personas que no paguen el tributo por tres años consecutivos se exponen a la disolución de la sociedad.

Además, el Registro Nacional no podrá emitir certificaciones de personería jurídica, ni inscribir ningún documento de los contribuyentes que se encuentren morosos con este tributo.