Por: Juan Pablo Arias 5 abril, 2012

En los primeros tres días de cobro, unas 1.525 sociedades mercantiles cancelaron el nuevo impuesto que las grava con un monto anual equivalente a un 50% de un salario base mensual, unos ¢180.300, o la mitad en caso de sociedades inactivas.

Según datos provistos por el Banco de Costa Rica, entidad a cargo de la recaudación, el monto cancelado hasta el momento sobrepasa los ¢147 millones.

Al menos 575.600 sociedades y casas extranjeras deben cancelar, de acuerdo con cifras de Tributación. El único dato que debe aportar el contribuyente es el número de cédula jurídica de la sociedad.

Etiquetado como: