Por: Armando Mayorga 23 septiembre, 2016

Los dos años de constante actividad del volcán Turrialba llevan a creer que, antes que calmarse, tendrá erupciones de mayor tamaño. Así lo advierte el vulcanólogo de la Universidad de Costa Rica, Raúl Mora Amador, quien tiene 18 años de estudiar este volcán ubicado en el distrito de Santa Cruz, en el cantón de Turrialba.

Revela, además, que el magma ha subido tanto que está a un kilómetro de la superficie, pero deja claro que no hay motivo para asustarse, porque la acción principal se da en un radio de dos a cinco kilómetros. El mayor efecto en la ciudadanía sería más por el lanzamiento de ceniza.