29 abril, 2016

Roberto Sasso, ingeniero y presidente del Club de Investigación Tecnológica, sostiene que el país debería tener vehículos autónomos en los próximos 10 años o menos.

Esta tecnología de avanzada ya la desarrollan gigantes como Google, Tesla o Toyota y su implementación en el país se traduciría en menos gasto en seguros y menos accidentes mortales en carretera. El vehículo tendría capacidad para evadir las presas, gracias a mapas detallados y podría estacionarse por cuenta propia.

En conversación con el director de La Nación, Armando González, Sasso también señaló que estos avances también implican nuevas discusiones, entre ellas, la ciber-seguridad, por el riesgo de que un hacker intervenga en el sistema de tránsito de una ciudad, por ejemplo.

Las nuevas tecnologías también permitirán desarrollar programas de cómputo tan avanzados como para que ayuden en la identificación de enfermedades específicas, como el cáncer.

Eso sí, Sasso recalcó que el país debe mejorar su infraestructura digital y la interconexión para evitar quedarse atrás en la adaptación y aplicación de los nuevos avances tecnológicos.