21 abril

Ni siquiera los sismógrafos avisan que viene una erupción. Por eso, el despertar del volcán Poás ha sido totalmente extraño para el vulcanólogo de la Universidad de Costa Rica, Raúl Mora Amador.

El experto cuenta qué se siente estar ahora en el mirador de turistas: "Miedo". También explica por qué San José no sufre efectos de la ceniza y por qué sí hay riesgo potencial para Alajuela, Grecia, Poás, San Carlos y hasta Puntarenas.