Por: Irene Vizcaíno 30 octubre

Trenes nuevos con capacidad de hasta 400 personas y una vida útil de 40 años. Esta es la compra que el Instituto Costarricense de Ferrocarriles amarraría para enero "si todo sale bien".

De lograrlo, la maquinaria no la pondrá en funcionamiento este Gobierno, pero ya dejaría camino andado.

"Con estos ocho a diez trenes que se adquirirían, ya el tema cambiaría y dejaría al Incofer en buena posición para brindar mejor servicio", dijo Elizabeth Briceño, presidenta ejecutiva de la entidad.

En la actualidad, hay nueve convoyes operando y cuatro en el taller. "Estamos trabajando a la capacidad máxima, si les pasa algo no podemos reaccionar porque no tenemos un backup (respaldo)".