Óscar Ramírez admite que él y sus muchachos sintieron la oportunidad de pasarle por encima a Estados Unidos em Copa América. La emotividad hizo que algunos jugadores olvidaran aspectos tácticos.

Por: Antonio Alfaro 8 julio, 2016

¿Jugarle de tú a tú a México en el Azteca? No –responde de inmediato Óscar Ramírez–. Sus sueños van más allá. Desea quitarle la pelota, obligar al Tri, también a Estados Unidos y a cuanto rival se encuentre camino al Mundial.

Sencillo en sus palabras, sofisticado en sus ideas como técnico, el técnico de la Selección Nacional sueña mucho pero trabaja más, como confiesa en este diálogo: analiza partidos, consigue los videos de cada legionario, sin importar si está en España o Tailandia y desde ya piensa cómo le gustaría jugar en el estadio Azteca.

Otros diálogos recientes: