Por: Víctor Fernández G. 6 marzo

Los atestados de Miguel Gómez se sostienen solos: ha estrenado siete largometrajes en la cartelera nacional –más que cualquier otro cineasta local– y una de sus películas no solo es la película costarricense más vista de todos los tiempos, sino además el filme más taquillero en la historia del país.

Gómez vuelve en estos días a las salas de cine, ahora al frente de Amor viajero, una comedia romántica grabada en Europa y que ha recibido una positiva respuesta de la crítica y la audiencia. En esta edición de Diálogos, el director habla sobre sus inquietudes creativas, los proyectos por concretar, y el cómo es competir taco a taco en las carteleras con las megaproducciones hollywoodenses.