La oportunidad de dirigir a un equipo grande podría presentarse solo una vez en la vida. Johnny Chaves ya la tuvo y la dejó pasar. Ahora, de nuevo en primer plano, no descarta volver a tenerla algún día.

Por: Antonio Alfaro 13 febrero

Sonríe si se le menciona que el líder del campeonato no es Hernán Medford, ni Carlos Watson, ni Benito Floro, ni Jeaustin Campos. Él sabe que el primer lugar del Santos va contra todos los pronósticos, contra planillas más robustas y hasta en contra de los fallos árbitrales que, a su criterio, se dan con mayor frecuencia en perjuicio de los equipos pequeños, así en Costa Rica como en España.

Otros diálogos: