Deportes

Jaime Perozzo abolió dicha palabra de la Selección

Selección cambió la palabra disciplina por la de compromiso

Actualizado el 05 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Sicólogo de la Tricolor dice que el trato dentro del equipo pasó a ser cordial

La vigilancia nocturna se mantiene, pero no se abren puertas de las habitaciones

Deportes

Selección cambió la palabra disciplina por la de compromiso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los jugadores elevan una plegaria antes de comenzar el trabajo en el Parque Toyota, en Dallas, ciudad a la que llegó ayer el combinado patrio. | MAYELA LÓPEZ

Dallas, Texas. Las heridas que dejó el capítulo final que tuvo el colombiano Jorge Luis Pinto al mando de la Tricolor están cada vez más selladas en el interior de la Selección.

Luego de aquel pasaje Jaime Perozzo, sicólogo de la Selección Nacional, desterró de su vocabulario, y del grupo, la palabra disciplina.

“La palabra disciplina es castradora, hay que abolirla... nosotros hablamos de compromiso”, comentó Perozzo el miércoles.

Visto por el especialista, quien pasó de ser amigo íntimo de Pinto a uno de sus mayores detractores, el compromiso calza a la perfección.

“El compromiso es un acto libre y voluntario donde pones todo lo que tienes”, añadió el cafetero.

Según Perozzo, la libertad, ese bien preciado e invalorable, debe ser parte de un equipo siempre, aunque existan reglas.

“Este –con Paulo Wanchope y Luis Marín, técnicos interinos– es un manejo completamente diferente, donde el jugador tiene esa libertad entre comillas... hay normas internas que se cumplen sin necesidad de estar gritándole ni maltratando a nadie”, añadió.

Las aseveraciones de Perozzo, también colombiano, las respaldó Luis Marín, quien expresó que hay cosas que no hacen igual –que Pinto–, aunque la exigencia sigue.

Según Marín, exfutbolista y exmundialista, ni él ni Wanchope se meten a las habitaciones.

“Lógicamente se le da una orden a los jugadores de que a cierta hora tienen que estar descansando, puede que alguien pase revisando, pero no somos policías, usted puede pasar a ver si todo está bien y no hay problema, pero no andamos detrás de nadie”, agregó Marín.

Rafael Vargas, secretario general de la Fedefútbol, dejó ver que entre los puntos que un futbolista debe respetar, por ejemplo, está el no uso del celular a la hora de comer o cuando hay charlas de grupo.

“Ellos son futbolistas profesionales y deben entender que hay pautas en las concentraciones, bajo ese parámetro ellos deben respetar el estar a la hora que se indique”, manifestó Vargas.

El secretario negó que se pasara de un régimen militar al estilo Pinto a uno abierto con Wanchope y Marín, quienes mantienen líneas de trabajo también exigentes.

“No hay ninguna libertad más allá de lo normal, como bajar al lobby y estar en un rato de descanso, pero no hay ninguna situación de que cada uno hace lo que quiere”, indicó el federativo.

Tanto Marín como Pedrozzo concuerdan en que al jugador tico no hay que estarlo “arriando”.

“La disciplina siempre ha existido en el futbolista costarricense, la exigencia y la responsabilidad no es algo nuevo”, señaló Marín.

Algo que nace solo, el compromiso, esa es la nueva consigna.

  • Comparta este artículo
Deportes

Selección cambió la palabra disciplina por la de compromiso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota