Deportes

Las penurias de un grupo de ticos en México

Actualizado el 23 de marzo de 2017 a las 06:24 pm

Deportes

Las penurias de un grupo de ticos en México

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Un grupo de ticos han vivido muchos problemas en su viaje a México. (Kenneth Meléndez)

Para un grupo de costarricenses la ilusión con que llegaron el martes a las 9 p. m. al Aeropuerto Juan Santamaría se convirtió rápidamente en una pesadilla apenas llegaron al counter.

Ahí les cobraron el impuesto de salida, pese a que estaba incluido en el paquete que la agencia de Viajes Continental les vendió.

LEA:Aficionados que estuvieron varados en el aeropuerto presentaron denuncia ante la Fiscalía

El drama siguió a pocos pasos del avión. Un retraso de cuatro horas fue lo mejor que les pudo pasar, porque durante ese lapso la posibilidad de quedarse sin ver a la Sele en México era mucha, ya que no se sabía si iban a viajar.

Un grupo de ticos han vivido muchos problemas en su viaje a México. (María José Gómez)

El alivio de pisar suelo mexicano no duró nada, porque desde el aeropuerto de Toluca hasta el hotel en la Ciudad de México estuvieron seis horas en bus, porque los llevaron al sur de la capital, donde tuvieron que bajarse del vehículo con las maletas, mientras esperan que otro autobús los llegara a recoger y los llevara a un kilómetro del hotel. Ahí tuvieron que bajarse y caminar.

Este periplo algunos lo enfrentaron con el estómago vacío, debido a que cuando llegaron no tenían la alimentación prometida, para la cual pagaron $100 adicionales.

Otros, como Pablo Arce y Cristian Salazar, aguantaron la congoja con la misma ropa con la que salieron el martes, ya que el desorden en el aeropuerto de Toluca los dejó sin maletas. Ayer al mediodía Arce recuperó la suya, mientras Salazar aún no sabe nada de la de él. Su principal preocupación es que en el equipaje vienen unas pastillas de un tratamiento que debe tomar.

LEA:¿Incumplimiento o estafa?: MEIC intenta esclarecer caso de aficionados ticos

El caos afectó el bolsillo de Óscar Madrigal, quien una semana antes le transfirió $1.200 a la agencia, la cual le prometió que le daría el equivalente en pesos mexicanos apenas llegara a México, algo que aún no ha sucedido.

"No hemos podido ni comer (12 mediodía de este jueves) porque aquí no aceptan dólares, no tenemos pesos, ayer (miércoles) pudimos comer hasta las 4:30 p. m. porque una compañera nos prestó la tarjeta de crédito", contó con molestia Madrigal.

Un grupo de ticos han vivido muchos problemas en su viaje a México. (María José Gómez)

Además, la incertidumbre golpeó la razón por la que los ticos viajaron a México: el partido de la Selección Nacional. No fue sino hasta ayer al mediodía que tuvieron en sus manos la entrada al Estadio Azteca, algo que parecía incierto horas antes.

LEA: Seguidores de la Sele varados en el aeropuerto se regresan a casa; los que llegaron a México viven penurias

Tica se quedó sola. Michelle Baldí es una costarricense que cuando no está estudiando Derecho en Pérez Zeledón, está trabajando en Estados Unidos.

Ella pagó un monto mayor que los demás ticos porque su paquete incluía el vuelo desde Nueva Jersey hasta México, en donde se encontraría con su novio y con otras diez personas.

Pero ellos son del grupo que se quedó sin viajar, por lo que Baldí está sola en la capital azteca.

Michelle Baldí es una de las aficionadas costarricenses que viajaron a México y se encontraron con múltiples problemas. (Kenneth Meléndez)

"Desde enero pagamos el paquete para venir al partido porque tenemos dos meses de no vernos. El vuelo de Costa Rica y el mio salían a las 8 a. m., llegué a México a las 11 a.m., cuando aún ni había salido el de ellos, entonces intenté comunicarme con los de la agencia para mi transporte porque me habían dicho que me llegaban a recoger al aeropuerto, pasaron seis horas hasta que me fueron a recoger", dijo Baldí visiblemente afectada.

La joven de 22 años lamentó pasar dos días sola en una ciudad desconocida para ella y aseguró que su novio tuvo que comprar otro tiquete para llegar este jueves a las 10 p. m. y que no se quede sola.

"Tuve que pasar el día sola, cenar sola, tengo 22 años, he viajado pero nunca sola, me siento como vulnerable, impotente", finalizó Baldí.

  • Comparta este artículo
Deportes

Las penurias de un grupo de ticos en México

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota