Deportes

Jugadores locales se ven rezagados por el ritmo de juego de los legionarios en la Selección

Actualizado el 28 de marzo de 2015 a las 12:00 am

Seleccionados del plano nacional aún se quedan cortos en presión y dinámica

Intensidad de los foráneos acrecienta nivel de los futbolistas de clubes ticos

Deportes

Jugadores locales se ven rezagados por el ritmo de juego de los legionarios en la Selección

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Joel demostró su categoría el pasado jueves ante Paraguay. En la imagen es rodeado por Aguilar, Samudio y Cáceres. | GRACIELA SOLÍS

Si Joel Campbell y Celso Borges se midieron al Real Madrid, Júnior Díaz al Bayern Múnich y Yeltsin Tejeda al PSG, solo imagine la intensidad en que compiten estos legionarios de la Sele.

Una dinámica difícil de igualar para los futbolistas locales, quienes lucen rezagados en dos aspectos puntuales: la presión y el toque de primera intención.

“Los que vienen de afuera llegan con una intensidad muchísimo más alta y aquí el tren no espera a nadie. La dinámica de ellos en los entrenamientos es otra”, explicó Deyver Vega, quien debutó en el combinado mayor el pasado jueves ante Paraguay.

Que la base de la Nacional esté compuesta por jugadores que militan en Europa es un arma de doble filo para los locales.

Por un lado, el roce adquirido en cada microciclo se multiplica, aunque también es más complicado ganarse un cupo permanente en las convocatorias.

Según Johnny Chaves, técnico formado en Holanda, la exigencia de los entrenamientos y la calidad de los rivales en Europa obliga a los ticos a jugar a uno o dos toques y a presionar en todas las zonas; si no se adaptan, les entregan el boleto de vuelta.

“En Costa Rica sucede mucho que los futbolistas se quedan viendo la jugada, en lugar de presionar. En Europa necesitan el pressing si quieren sobrevivir”, explicó el DT de Barrio México.

Un ejemplo de ello es el volante Yeltsin Tejeda, quien dio el salto al Evián francés hace cerca de ocho meses y ya muestra una evolución en el toque de la pelota.

Ante los guaraníes se evidenció su mejoría, principalmente en la dinámica de juego.

El crecimiento es integral, ya que aumentó la masa muscular y trabajó horas extra en la intensidad con el balón en los pies.

“He trabajado por aparte. Yo conozco mi debilidad y estoy tratando de mejorarla poco a poco. Trabajo antes y después de cada entrenamiento y también he sentido la confianza del equipo”, manifestó Tejeda.

La intensidad con el balón debe traducirse además en la eficacia en el toque. De nada vale jugar de primera intención si los pases son errados.

Bryan Ruiz y Celso Borges son un buen ejemplo: acertaron el 88% de los toques de pelota en el cotejo ante los suramericanos, un juego de mucha presión en la zona de mediocampo.

Hasta el momento, Paulo Wanchope no ha consolidado en su era a ningún futbolista del plano local, aunque ha utilizado con frecuencia a Johan Venegas y Juan Bustos Golobio.

El proceso de renovación en la zona de creación es lento pero necesario, sobre todo para abrir el abanico de opciones, a las puertas de la eliminatoria mundialista que arranca en noviembre.

  • Comparta este artículo
Deportes

Jugadores locales se ven rezagados por el ritmo de juego de los legionarios en la Selección

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota