Deportes

‘Sele’ de fútbol playa forjó carácter en medio de sacrificios

Jugador de fútbol playa hasta perdió su trabajo por buscar el sueño mundialista

Actualizado el 05 de abril de 2015 a las 12:00 am

Danny Johnson tuvo que renunciar a su empleo para disputar la eliminatoria

Futbolistas de Puntarenas y Cahuita viajan en bus a San José para entrenar

Deportes

Jugador de fútbol playa hasta perdió su trabajo por buscar el sueño mundialista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Luis Jiménez (5), William León (7) y José Mendoza celebraron el pase de Costa Rica al Mundial el pasado viernes en El Salvador. | AFP

El anhelo de asistir al Mundial de Fútbol Playa llevó a un grupo de futbolistas a asumir un incontable número de sacrificios: desde renunciar al trabajo hasta viajar diariamente en bus desde Puntarenas o Limón a San José para asistir a los entrenamientos de la Nacional.

Esta es la historia detrás de la Sele que clasificó a la Copa del Mundo de Portugal, luego de derrotar 2 por 1 al anfitrión El Salvador el pasado viernes, en un juego en que toda la banca de Costa Rica terminó hincada y orando, a falta de 40 segundos para la conclusión del cotejo.

Uno de ellos, Danny Johnson, antes de disputar la eliminatoria tuvo que renunciar a su trabajo. No le quedaba de otra, así se lo hicieron saber sus patrones.

“Le dijeron que si viajaba a El Salvador lo despedían. Él sabe que perdió su trabajo, pero es parte del sacrificio. Tuvo que renunciar para venir, porque no le iban a dar el permiso”, contó el entrenador Franklin Zúñiga.

Por otro lado, los porteños José Mendoza y Luis Jiménez viajaron durante semanas en bus hasta la cancha de Hatillo 7 para entrenar; tras la práctica, alcanzaban a tomar el último bus que los llevaba de vuelta a su casa a eso de la 1: 30 a. m.

Una travesía similar a la de William Sánchez y Vladimir Adanis, el arquero que destacó en el certamen, originarios de Punta Leona. Ni qué decir de William Downes, proveniente de Limón.

“Durante los últimos días de preparación, los porteños alquilaron un ‘taxi pirata’ para asistir a los entrenamientos. Sacaron ¢30.000 de su bolsa para estar presentes”, manifestó Zúñiga.

Otras veces los futbolistas sacaron dinero de su billetera para pagar los pases de algún compañero que se quedó corto.

Al final el resultado es evidente: Costa Rica vuelve al Mundial tras seis años de ausencia.

Anoche los ticos perdieron la final del torneo ante México, 4 a 0, en el duelo entre los dos equipos clasificados por la región.

El timonel de Costa Rica considera que la clasificación se forjó en medio de las adversidades y la lucha constante de sus pupilos.

  • Comparta este artículo
Deportes

Jugador de fútbol playa hasta perdió su trabajo por buscar el sueño mundialista

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota