Deportes

Fedefútbol lo separa tras lío por niña que pisó césped

Juan Carlos Román pierde el Proyecto Gol, pero no el poder en la Fedefútbol

Actualizado el 01 de abril de 2015 a las 12:00 am

Fue destituido como director del complejo, pero aún es miembro del Ejecutivo y Linafa

Ligas pueden pedir asamblea para quitarlo del Comité. En fútbol aficionado lo apoyan

Deportes

Juan Carlos Román pierde el Proyecto Gol, pero no el poder en la Fedefútbol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Juan Carlos Román atendió a los medios de comunicación el pasado lunes en el Proyecto Gol. | RAFAEL MURILLO

La Fedefútbol destituyó a Juan Carlos Román como director del Proyecto Gol, pero el federativo se mantiene en dos cargos de alta relevancia: secretario del Comité Ejecutivo y presidente de la Liga Nacional de Fútbol Aficionado (Linafa).

El dirigente fue separado tras una discusión con Paulo Wanchope, quien salió en defensa de la niña Sofía Escalante cuando Román se exaltó porque caminó por un sector del césped del Proyecto Gol para saludar a Keylor Navas, el sábado.

No obstante, este inconveniente fue el último de una cadena de altercados con al menos 10 técnicos de selecciones nacionales por el uso de las canchas y el supuesto trato indebido a futbolistas de las menores, tal como lo publicó La Nación ayer.

Aunque el dirigente perdió este cargo, continuará en dos puestos con amplio poder dentro de la Fedefútbol.

Román es presidente de Linafa, la tercera liga con más votos dentro de la Federación.

La asamblea está constituida por 32 miembros de las seis ligas afiliadas, a las cuales les corresponde un porcentaje del total de votos. Así, Unafut tiene 12 votos; la Segunda División, siete; Linafa, seis; femenina, tres; y fútbol playa y fútbol sala, dos cada uno.

La diferencia es que en las decisiones claves, como el nombramiento del presidente de la Federación, los asambleístas de la Liga de Fútbol Aficionado votan de manera conjunta, caso distinto a la Primera, en la que cada equipo lo hace de acuerdo a su criterio y expectativa.

Al ser el máximo jerarca de esta liga, Román tiene un peso determinante en la elección de los asambleístas de Linafa y, por lo tanto, del escrutinio final.

Incluso, en un comunicado oficial, esta liga mostró su apoyo incondicional hacia el dirigente.

“Queremos externar el apoyo hacia nuestro presidente, Juan Carlos Román Hernández, por su incansable labor y compromiso mostrado, siendo uno de los gestores más importantes para el desarrollo del Proyecto Gol”, dicta el documento.

Otro cargo. Mientras, Román es secretario del Comité Ejecutivo, un cargo del que sí puede ser destituido, según lo detalla el artículo 20 de los estatutos de la Federación Costarricense de Fútbol.

El fiscal del órgano, William Sequeira, explicó que para quitar a un miembro del Ejecutivo, al menos una cuarta parte de las ligas afiliadas (es decir dos) deben solicitar una asamblea general extraordinaria.

Luego, en esta reunión se requiere de tres cuartas partes de los votos de los asambleístas presentes (son 32 en total) para que sea relevado de su puesto como secretario general.

  • Comparta este artículo
Deportes

Juan Carlos Román pierde el Proyecto Gol, pero no el poder en la Fedefútbol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota