Deportes

Serbio gana por cuarta vez en Melbourne

Con sangre en las rodillas, Djokovic gana en Australia

Actualizado el 28 de enero de 2013 a las 12:00 am

Es el primer jugador, en la era abierta, en hilar tres Abiertos de Australia seguidos

Murray dio batalla al inicio del juego, pero lo doblaron el cansancio y las ampollas

Deportes

Con sangre en las rodillas, Djokovic gana en Australia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Tras conquistar el Abierto de Australia por cuarta ocasión, el serbio Novak Djokovic se enfoca ahora en Roland Garros, hasta ahora bastión inexpugnable de Rafael Nadal, quien ha ganado siete de las últimas ocho ediciones. | AFP.
ampliar
Tras conquistar el Abierto de Australia por cuarta ocasión, el serbio Novak Djokovic se enfoca ahora en Roland Garros, hasta ahora bastión inexpugnable de Rafael Nadal, quien ha ganado siete de las últimas ocho ediciones. | AFP.

Ayer, Novak Djokovic no se rasgó la camisa, como hizo en el 2012, tras más de cinco horas frente al español Rafael Nadal.

Con raspones en sus rodillas y codos, el serbio se contentó con bailar un poco y agradecer al público.

La faena estaba hecha: tenía su cuarto Abierto de Australia, el tercero consecutivo, esta vez frente al escocés Andy Murray.

El serbio lució de nuevo como una aplanadora en la cancha y en tres horas y 40 minutos se apoderó del campeonato al imponerse 6-7 (2), 7-6 (3), 6-3, 6-2 a Murray, quien vio irse la oportunidad de ganar su segundo torneo del Grand Slam.

Djokovic, número uno del escalafón, es el primer hombre que se corona tres veces seguidas en Melbourne desde que adoptó la modalidad de abierto, en 1969.

“Me encanta esta cancha. Es, decididamente, mi Grand Slam favorito. Siento una sensación increíble de ganar este trofeo una vez más”, afirmó Djokovic .

El serbio ha ganado cuatro de sus seis títulos importantes en Melbourne Park, donde ahora está invicto en 21 encuentros.

Con un juego reservón y conservador al principio, Djokovic igualó una contienda que se presentó difícil mientras las fuerzas de Murray aguantaron.

Al serbio no le importó lanzarse al suelo, herirse en el codo y la rodilla para nivelar una contienda en la que no hubo quiebres en los dos primeros sets , que se resolvieron en sendos desempates.

Murray ganó el primero de una forma arrolladora, haciendo suyos 14 de los 16 últimos puntos y dispuso después de tres ocasiones de quiebre en el segundo juego del siguiente parcial, que Nole anuló y que a la postre resultarían claves.

Llegado al segundo desempate de la noche, Murray perdió concentración en su saque, cometió doble falta y entregó el set al serbio.

Poco después comenzaron los problemas del escocés, con menos tiempo de descanso que Djokovic tras las semifinales. Varios puntos de quiebre apuntalaron la arrolladora victoria del serbio.

Nacidos en mayo de 1987 con una sola semana de diferencia y amigos desde los días en que participaban en el circuito juvenil del tenis, Djokovic y Murray mostraron que se conocen bien, en una revancha de la final del Abierto de Estados Unidos del año pasado, conquistada por el escocés.

  • Comparta este artículo
Deportes

Con sangre en las rodillas, Djokovic gana en Australia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota