Deportes

Federer vivió un año frustrante

El reloj suizo perdió precisión en el 2013

Actualizado el 16 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Deportes

El reloj suizo perdió precisión en el 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El 2013 no fue un año provechoso para Federer (AP)

Precisión, elegancia, casi perfección. Palabras que se podían utilizar para describir a Roger Federer en el 2009. Hace cuatro años el Maestro del tenis logró convertirse en el hombre con mayor cantidad de títulos de Grand Slam en la historia de su disciplina.

Hoy su tenis está lejos de ese nivel. Federer no ha ganado un solo Grand Slam en el año, ni siquiera ha llegado a una final, y la máquina de este reloj suizo ya no produce números que compitan con Djokovic y Nadal.

Su nombre aún atrae público. Sus gruesas cejas e inconfundible cabellera castaña son todavía comunes en la publicidad.

Pero la edad pesa mucho en un deporte donde se juega hasta tres veces en una semana. Los 32 años que carga el Federer Express dan para pensar que quizás a este tren no le quedan muchos viajes.

Terminará el año en el sexto puesto del ranquin de la ATP, su peor posición en 11 años. Mas él no piensa en el retiro y se pone metas modestas, como terminar entre los ocho primeros en el 2014.

“Estaría bien mantenerse entre los cuatro primeros, ocho primeros” del ranquin de la ATP, agregó, “más que nada para ser cabeza de serie” en los torneos.

Esto fue un cambio de mentalidad, ya que a mediados de año, tras caer en segunda ronda de Wimbledon ante un completo desconocido, el tenista admitió que si los triunfos no llegan, consideraría dedicarse a otra cosa.

Y es que la nueva generación de tenistas lo ha dominado completamente, Nadal le ganó los cuatro juegos que tuvieron en 2013 y Djokovic lo venció en las dos partidas que disputaron.

¿Debió Federer retirarse en el 2012 o 2013? Es un planteamiento que divide el tenis, ya que muchos creen que un grande se debe retirar en su plenitud, mientras otros consideran que el suizo puede jugar hasta cuando quiera y eso no afectará su grandiosa carrera.

El mayor ejemplo de un tenista que se retira cuando aún está en su gloria fue Pete Sampras, quien en 2002 vio su último juego en la final del U. S. Open ante su archirrival, Andre Agassi.

PUBLICIDAD

Lo curioso es que Agassi optó por jugar hasta el cansancio, y para su retiro en 2006, ya ni siquiera estaba en el top 10 .

Las opiniones son diversas y hasta sus rivales Nadal y Djokovic han opinado, ambos negando que Federer se tenga que retirar.

“Para mí, aún está jugando muy bien y se merece estar dentro de los mejores cinco del mundo, sin ningún tipo de cuestionamiento. Lo que pasa es que la gente está acostumbrada a verlo pelear por los títulos de Grand Slam y eso no está pasando”, dijo Djokovic.

El serbio también utilizó como ejemplo al alemán Tomy Haas, que tiene 35 años y aún se mantiene en un buen nivel de tenis.

El especialista en tenis del diario USA Today , Chris Chase, expresa que el retiro es una decisión solo del suizo y su familia, pero que entre más bajo caiga más lo pedirán sus aficionados.

Si es hora o no del retiro de Federer aún está en duda, pero lo que sí es palpable es que a esta gran pieza de ingeniería en el tenis ya se le está acabando la batería, y es imposible recargarla.

llenar

  • Comparta este artículo
Deportes

El reloj suizo perdió precisión en el 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota