Deportes

El pasado holandés se cita con presente español

Actualizado el 10 de julio de 2010 a las 12:00 am

3Los tulipanes reclaman la gloria desde los años 70, pero en el corto plazo la Furia es brillante

Deportes

El pasado holandés se cita con presente español

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

649064001996880962
Sondeo entre Holandeses y Españoles
El pasado holandés se cita con presente español - 1
ampliar
El pasado holandés se cita con presente español - 1

Johannesburgo. Cuando Holanda sale a la cancha en un Mundial, lo hace con Cruyff, Neeskens y Resenbrink en la alineación.

Los tulipanes regalaron uno de los grandes equipos sin corona de todos los tiempos. Desde 1974 y 1978 el futbol está en deuda con la Naranja Mecánica. Según dicen sus seguidores, es hora de cobrar.

España carece de un pasado tan notable. Tiene nombres históricos, como Zarra y Gento, pero son de Serie B dentro de la Casa Real del balompié mundial. Nunca armó una selección que realmente haya cautivado. Esta es la primera.

La final de mañana confronta al pasado holandés con el presente español. Si de méritos se trata, la Oranje tiene casi 40 años guardando ahorros en la libreta.

España no lleva mucho en el vecindario de ricos, su máxima aspiración siempre fue llegar a semifinales, pero gracias a una generación privilegiada se saltó la fila y está de primera en la lista de pronósticos.

La mira de largo plazo favorece a Holanda; la visión de corto plazo beneficia a los españoles. El mejor futbol de esta Copa lo ha puesto el equipo de Vicente del Bosque. No arrolla con goles porque le toca negociar siempre con rivales miedosos; la gran mayoría se dan por satisfechos si pierden solo 1-0.

Los tulipanes, en tanto, le prendieron velitas a Arjen Robben, lesionado al inicio del torneo. Mientras estuvo fuera, Wesley Sneijder casi no tenía con quién sentarse a dialogar; desde que reapareció tras la lesión, Holanda se matriculó en el reducido bando de los conjuntos que viajaron a Sudáfrica a ganar y también dar espectáculo.

El gurú. Si hay algo que une al futbol de los dos países finalistas es la influencia de Johan Cruyff. El talentoso volante marcó a la Oranje con su futbol, en Alemania 74, y luego revolucionó el balompié ibérico gracias al “chiqui chiqui” en el banquillo del Barcelona de los años 90.

Estos días todo el mundo quiere saber qué opina Cruyff. El último partido de Sudáfrica 2010 es un careo entre los dos países donde cosechó glorias. Sin pretender revelar una verdad absoluta, el extécnico mostró preferencia por la Furia.

“Si hablas futbolísticamente el favorito tiene que ser España. Hay mucha gente del Barcelona que en los últimos años han ganado muchas cosas en su equipo y es una selección muy fuerte que viene de ganar la Eurocopa”, comentó en entrevista con el programa “Tirachinas” de la cadena española Cope.

Cruyff también señaló una realidad que los holandeses llevan décadas tratando de asimilar: que difícilmente podrán armar otro equipo tan completo como el que maravilló al planeta en los años 70.

“Es muy difícil que haya un grupo que en todas las líneas sea muy fuerte como pasó en 1974 y en 1978, pero esta selección tiene mucha calidad delante y además calidad diferente”, aseveró.

Holanda toca la puerta por tercera vez, para recoger esa merecida porción de gloria que se le niega desde hace tanto tiempo. No pudo con la brillante tropa de Cruyff, y años después tampoco pudo con la de Gullit y Van Basten.

España es primeriza en la final. Carece de un pasado tan sólido que respalde sus intenciones; solo un cuarto lugar allá por 1950. Pero este equipo quizás no tenga tanta paciencia como los tulipanes: quiere el título ya y no parece dispuesto a esperar 35 años para reclamarlo.

  • Comparta este artículo
Deportes

El pasado holandés se cita con presente español

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota