Deportes

Ganó tres ‘majors’ este año

El mundo del tenis se rinde ante el dominio de Djokovic

Actualizado el 15 de septiembre de 2015 a las 12:00 am

Deportes

El mundo del tenis se rinde ante el dominio de Djokovic

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

NUEVA YORK. AP ¿Acaso alguien duda que hoy por hoy Novak Djokovic es el tenista más ágil, físicamente el mejor y , ante todo, el más fuerte mentalmente?

La noche del domingo en Flushing Meadows, Djokovic básicamente se encontró solo contra el mundo. Bueno, su esposa Jelena, su cuerpo técnico, un puñado de amigos y el actor Gerald Butler estaban con él.

Esencialmente, el serbio se topó con una situación incómoda, de esas que achican a cualquiera. Los casi 24.000 espectadores vinieron a ver a Roger Federer conquistar su 18° título de Grand Slam. Algunos gritaron doble falta cuando Djokovic se aprestaba a sacar.

El número uno del mundo, por 6.740 puntos de diferencia sobre el perseguidor inmediato, se encargó de desarbolar sistemáticamente al astro suizo, que había alcanzado la final del Abierto de Estados Unidos inmerso en una racha en la que ganó 28 games consecutivos, con un tenis ofensivo y rejuvenecido a sus 34 años.

Con el cetro del Abierto de EE. UU., el serbio Novak Djokovic se asegura que terminará el año como primero del ranquin mundial. | EFE
ampliar
Con el cetro del Abierto de EE. UU., el serbio Novak Djokovic se asegura que terminará el año como primero del ranquin mundial. | EFE

Su victoria 6-4, 5-7, 6-4, 6-4 sobre el segundo del ranquin coronó la segunda temporada del serbio con una cosecha de tres títulos en las grandes citas. A diferencia de 2011, este año alcanzó las finales en todas, perdiendo únicamente ante Stan Wawrinka en el Abierto de Francia.

También se convirtió en el octavo hombre en la historia que ingresa al club de ganadores de 10 títulos de Grand Slam, uniéndose a Federer (17), Rafael Nadal (14), Pete Sampras (14), Roy Emerson (12), Bjorn Borg (11), Rod Laver (11) y Bill Tilden (10).

Contra Federer, luego de conseguir un punto, Djokovic pegó un salto y le dio un puñetazo al aire, mirando sonriente a la gente que alentaba al suizo, que previo al partido había sido presentado como “posiblemente el mejor jugador de la historia”.

Es el terreno que Djokovic más disfruta, el del villano que se crece en medio de un entorno hostil, preparado para un derroche de garra y flexibilidad para devolver pelotas imposibles.

  • Comparta este artículo
Deportes

El mundo del tenis se rinde ante el dominio de Djokovic

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota