Deportes

El nuevo campeón del surf, Jair Pérez, vivió un día de demasiadas emociones

Actualizado el 28 de julio de 2013 a las 12:00 am

Deportes

El nuevo campeón del surf, Jair Pérez, vivió un día de demasiadas emociones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Playa Hermosa, Garabito. El jacobeño Jair Pérez vivió ayer una montaña rusa de emociones.

Se levantó de su cama con el sueño de convertirse por primera vez en el campeón costarricense de surf. Estaba temprano en la playa, tenía su tabla encerada y su mente puesta en el trofeo.

Básicamente estaba listo para hacer todo lo que había hecho durante toda la temporada: ganar.

“En Esterillos, la última fecha que gané (en junio), me di cuenta que estaba reventando. Me dije que este tenía que ser el año para ser campeón”, expuso Pérez.

Sin embargo, el sentimiento se le apagó al salir eliminado apenas en la segunda ronda de la fecha final. Lo hundió la presión de ser el líder, el peso de cargar con la expectativa.

“Uno sabe cómo controlar eso, pero la verdad sí sentía como un backpack de esos cuando uno va a viajar en la espalda. No lo pude llevar”, dijo con sinceridad.

Pero pareció que no le importó. Al salir del agua mantuvo el buen semblante y el positivismo que lo convierten en una de las figuras más queridas del Circuito.

Dio entrevistas sonriendo y saludó a cuanta persona le extendía su pesar. Inclusive, por un momento la idea original de esta nota fue la tranquila forma en cómo sobrellevó la derrota.

“Me dije: 'juepuña, Dios sabe por qué hace las cosas. Al que le llega, le llega. Al que no, no. Tengo que seguir'. Entonces salí con calma y la frente en alto”, contó.

Luego se empezaron a dar las sorpresas: los otros cuatro candidatos al cetro fueron cayendo uno por uno, eventualidades que suponían que Pérez era el campeón.

Lo que pasa es que este no se asomaba en ningún lado.

“Yo la verdad ni vi los otros heats de Open. Después de estar un rato con la gente, agarré mis tablas y me fui a mi casa. Me bañé, me acosté y me di cuenta que sí estaba bastante triste. Me puse a pensar en un montón de cosas”, prosiguió.

Todo cambió. Así que uno de sus rivales, pero también amigo, Noé Mar McGonagle, lo llamó.

PUBLICIDAD

“Él me dijo: 'ya todos perdimos. Saque números, porque creo que ganó'. Yo no lo podía creer. Pensé que me estaba vacilando. De inmediato me llamó Diego (Naranjo, otro surfista), luego Sean (McGonagle, entrenador de la Selección). Me emocioné demasiado. No saben la felicidad que tengo, porque esto es como cerrar un ciclo”, adujo Pérez, quien fue campeón en todas las categorías menores.

  • Comparta este artículo
Deportes

El nuevo campeón del surf, Jair Pérez, vivió un día de demasiadas emociones

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota