Deportes

Verdadero pesar trasciende la NBA

Actualizado el 18 de octubre de 2011 a las 12:00 am

Deportes

Verdadero pesar trasciende la NBA

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nueva York. Los propietarios de la NBA perderán en promedio $1 millón por cada partido cancelado debido al cierre patronal, y los jugadores dejarán de ganar unos $350 millones al mes, pero el pesar puede ser más agudo para millares de personas sin participación en la mesa de negociaciones.

Bares, restaurantes y hoteles estarán callados. Los estacionamientos, vacíos. Y los trabajadores que contribuyen para hacer del baloncesto un gran acontecimiento en 30 ciudades se preguntan cuánto tiempo podrán seguir sin los partidos de la NBA.

“Me preocupa que mi situación económica va a cambiar, mucho”, se lamentó la camarera Zuly Molina, quien labora en un establecimiento Hooters cercano a la arena del Heat de Miami. “El año pasado estuvo mucho mejor. Teníamos clientes antes de cada partido, durante cada partido por las personas que lo veían aquí al no conseguir billetes, y luego después de cada partido. Ahora, eso se acabó, salvo cuando hay concierto o algo así”.

La liga canceló los primeros 100 partidos de la temporada, esto significa que Mark Cuban y sus Mavericks de Dallas no recibirán sus anillos de campeones el 1.° de noviembre en lo que hubiera sido el primer partido de la campaña. Tampoco James Dolan podrá mostrar su remozado Madison Square Garden ante un lleno total cuando Nueva York recibiera al “Big Three” del Heat al día siguiente.

Pero los propietarios podrían ser suertudos. Todavía pueden resarcir algunas de sus pérdidas, y por eso es que el comisionado David Stern dijo que los dueños podrían tratar de endurecer sus propuestas futuras.

Mientras, las empresas afines buscan alternativas. La cadena ESPN decidió reemplazar principalmente con deportes universitarios el tiempo que le hubiera dedicado a la NBA. TNT recurrirá a su programación central para sustituir los seis partidos que suele pasar.

Adidas, el proveedor oficial de vestimenta de la liga, y Nike dijeron que siguen comprometidos con el baloncesto.

Stern y el presidente del sindicato, Derek Fisher, de los Lakers, expresaron decepción por la situación de los aficionados.

“Este obviamente es un gran golpe para nuestros aficionados, lo más importante”, dijo Fisher. “ No tienen voz en esta lucha hasta ahora, pero los escucharemos fuerte y claro. Quieren basquetbol”.

  • Comparta este artículo
Deportes

Verdadero pesar trasciende la NBA

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota