Deportes

gigantes vuelven a blanquear

Los Tigres gastan su penúltima vida

Actualizado el 28 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Deportes

Los Tigres gastan su penúltima vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Sergio Romo, de los Gigantes, celebra con su catcher Buster Posey, tras lograr el out 27 en el triunfo  de su equipo sobre los Tigres por 2 a 0. | AFP
ampliar
Sergio Romo, de los Gigantes, celebra con su catcher Buster Posey, tras lograr el out 27 en el triunfo de su equipo sobre los Tigres por 2 a 0. | AFP

Solo nueve entradas le restan a San Francisco para barrer en la Serie Mundial a los Tigres de Detroit, que acumulan un cero enorme en los dos últimos juegos y cuyos bateadores parecen no tener la garra que se requiere en esta instancia.

Otra blanqueada, otro gran papel de los lanzadores de los Gigantes, que dominaron a Detroit y esta vez ante un estadio ajeno que vitoreaba para que su equipo ganara al menos un juego en este duelo.

Pero San Francisco sorprendió temprano y ya en el segundo inning puso su primera carrera gracias a un triple de Gregor Blanco que impulsó a Hunter Pence.

Blanco anotó la segunda en esa misma entrada por un error del jardinero Austin Jackson. Dos carreras dolorosas en una serie con muy buenos lanzadores.

En las primeras cuatro entradas el lanzador Ryan Vogelson solo permitió tres hits . En la quinta cedió y permitió otros dos pero mantuvo la cuenta en cero antes de ser sustituido en la sexta entrada.

El pitcher inicial de Detroit, Aníbal Sánchez, realizó una buena labor excepto por el triple de Blanco, permitió solo otros cinco hits y una base por bolas.

Detroit nunca se encontró en el plato, el mejor ejemplo de su pobre bateo es Prince Fielder. El hombre con 40 homeruns en temporada regular no logró siquiera un hit en sus cuatro salidas al diamante.

San Francisco sacó una de sus más poderosas armas en la sexta, Tim Lincecum. Un pitcher que perfectamente puede ser abridor pero está disfrazado como suplente.

Lincecum no permitió ni un solo hit en las dos entradas que lanzó y sacó por tres strikes a la mitad de los bateadores que se enfrentó. Tim fue el candado para unos Tigres que ya estaban enjaulados.

Tres outs restaban, pero ningún bateador de Detroit despertó. Sus cerradores Joaquín Benoit y Phil Coke cumplieron con mantener a sus rivales en dos carreras.

El barbudo Sergio Romo salió para encargarse de lanzar el último inning como en el partido anterior en que no permitió ni un solo hit .

Romo sufrió con Johnny Peralta, quien le envió un elevado que estuvo a pocos metros de un homerun pero terminó en un out .

PUBLICIDAD

Después de eso Romo calmó los ánimos con otro out y enterró a los Tigres con un strikeout a Omar Infante en el último pitcheo.

Detroit está a un juego de morir barrido en la serie y necesita sacudirse el virus en la ofensiva que quizás le contagiaron los Yanquis.

  • Comparta este artículo
Deportes

Los Tigres gastan su penúltima vida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota