Deportes

Selección de fútbol playa regresó ayer

Selección de fútbol playa debe su éxito a la humildad de sus jugadores

Actualizado el 07 de abril de 2015 a las 12:00 am

Seleccionados que clasificaron a Mundial protagonizan a diario jornadas de sacrificio

Greivin Pacheco, goleador tico en el torneo, surgió de un barrio marginal

Deportes

Selección de fútbol playa debe su éxito a la humildad de sus jugadores

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Las historias de superación de los jugadores de la Selección de Fútbol Playa, que clasificó al Mundial de Portugal 2015, son tan diversas como sus empleos, en caso que lo tengan.

En el grupo que llegó ayer al país y que logró el subcampeonato del premundial de la Concacaf en El Salvador, se encuentran hombres con un gran espíritu de sacrificio, a pesar de sus limitaciones económicas.

Tal es el caso de William León, pescador de profesión, o bien José Antonio Mendoza, capitán de la Tricolor , quien carga pescado en el muelle del estero en Puntarenas.

También está Bladimir Adanis, salonero en Punta Leona, o Jason Campos, quien es el encargado de un bar familiar, sin olvidar a Luis Fernando Jiménez, fumigador del Ministerio de Salud en el Puerto .

Otros como Danny Johnson y Jossimar Downer se quedaron sin trabajo por buscar el boleto mundialista, mientras que Cristian Sánchez labora en empleos ocasionales en su natal Jacó.

Los seleccionados de fútbol playa, que llegaron ayer al país, compartieron con sus familiares en el Proyecto Gol, en San Rafael de Alajuela.    | JOSÉ CORDERO
ampliar
Los seleccionados de fútbol playa, que llegaron ayer al país, compartieron con sus familiares en el Proyecto Gol, en San Rafael de Alajuela. | JOSÉ CORDERO

Sufrimiento. Mendoza, quien descendió a la Segunda División con el Municipal Puntarenas, en 2001, aún recuerda los largos viajes y las penurias económicas para poder entrenar.

“Hemos sufrido bastante para estar acá. No fue fácil, y las más sacrificadas fueron nuestras familias”, dijo Mendoza.

“En lo personal, yo descargo pescado en el muelle de Puntarenas, cuando hay trabajo, y mis papás me meten el hombro, cuando ellos pueden”, agregó.

Johnson, quien era rutero en una empresa en Limón, no se echó a morir al perder su empleo, pues logró uno de sus anhelos.

“El asunto del trabajo ya pasó; uno va tras un sueño y debe sacrificarse. Algunas personas no querían que clasificáramos, pero lo logramos y eso es lo que importa”, dijo el limonense.

Jossimar también se quedó sin empleo antes del premundial; era salonero.

“Es cierto que mis jefes me apoyaron, pero uno es consciente que no es fácil. Ahora la meta es ir al Mundial. Por ahorita, en las circunstancias que estamos, no sirve buscar un trabajo; es parte del sacrificio”, añadió Downer.

Greivin Pacheco, goleador de la Tricolor en el torneo con 12 tantos, es el único legionario del equipo, pues vive y trabaja en California, Estados Unidos, con equipos de fútbol 11.

“Soy del Clematorio, en el barrio El Carmen de Puntarenas. Allí empecé pescando con mis amigos y, aunque había muchas limitaciones, todos soñábamos con tener un futuro mejor mediante el deporte”, dijo Pacheco.

“Hace cuatro años me fui a Estados Unidos; allí hice mi vida y siempre estoy dispuesto a jugar con la Sele, y por supuesto no olvido a mis amigos pescadores allá en mi Puerto ”.

  • Comparta este artículo
Deportes

Selección de fútbol playa debe su éxito a la humildad de sus jugadores

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota