Deportes

Campeonato G1 de Taekwondo

Open de Taekwondo se inició con pataditas, inocencia y lágrimas

Actualizado el 06 de octubre de 2013 a las 01:12 am

Niños desde los tres años en adelante abrieron la velada del torneo internacional

Hoy se llevará a cabo el último día de la competencia en el gimnasio de Hatillo

Deportes

Open de Taekwondo se inició con pataditas, inocencia y lágrimas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Así es como se comienza a forjar un sueño olímpico, cuando un niño se adhiere a un deporte como un bebé lo hace a su chupón; cuando quiere desde pequeño ser el mejor.

Pataditas, inocencia y lágrimas rodearon la primera fecha del Open de Taekwondo, ayer, en el gimnasio de la cuidad deportiva de Hatillo.

Los más chicos inauguraron el primer día, de las dos veladas que tendrá este militar deporte en nuestro país, la cual continuará hoy en el mismo recinto deportivo.

Las huellas que quedaron en el tatami (lona de batalla) son de todo tamaño y de diferentes latitudes, pues el torneo cuenta con atletas de todo el planeta.

Australianos, Coreanos, austriacos y de casi todo el continente americano, se hicieron presentes al torneo G1 de categoría mundial.

Demasiado pequeños como para poder entender la responsabilidad de representar a un país, niños desde hasta tres años, lanzaban cientos de pataditas para defender algo que, probablemente, no entienden todavía, pero que resguardaron hasta con lágrimas.

Marcelo Cruz de Nicaragua, de la categoría infantil  (cinco a seis años), llora  por la impotencia de saber que ya perdió su combate.   | CARLOS BORBÓN
ampliar
Marcelo Cruz de Nicaragua, de la categoría infantil (cinco a seis años), llora por la impotencia de saber que ya perdió su combate. | CARLOS BORBÓN

Ahí la mala intención no cabía, allí solo se respiraba un ambiente de lucha inocente pero con fuerza y que cuando no daba el resultado esperado, le abría campo al llanto que genera la cruel derrota.

Casos pasados por nostalgia fueron muchos, pero el de Gabriel Campos llamó la atención por su pequeña estatura y corta edad.

El pequeño de tan solo tres años se fajó a luchar como el más veterano de todos, y sin ningún complejo ganó su combate, dejando en las tarjetas un contundente 5-2.

Patada tras patada, no había tiempo para respirar ¿de dónde saca tanto aire un niño? no lo sé, solo sé que el pequeño campeón y su oponente solo pensaban en ganar.

Al final el diminuto Gabriel, quien viajó desde Atenas, fue el que pudo levantar sus pequeños bracitos en lo más alto del podio.

La presea le colgaba más abajo del ombligo, su uniforme le quedaba como para tres años más, sin embargo, el cuerpito le quedó corto para guardar tanta felicidad.

“Feliz”, fue una de las pocas palabras que dijo el ganador de tan solo tres añitos, abrazado por su orgulloso entrenador.

PUBLICIDAD
Rusbel Salas (azul) de la categoría infantil, fue el primer ganador de medalla para Costa Rica ante Jean Carlo Kinch de Panamá (rojo).  | CARLOS BORBÓN
ampliar
Rusbel Salas (azul) de la categoría infantil, fue el primer ganador de medalla para Costa Rica ante Jean Carlo Kinch de Panamá (rojo). | CARLOS BORBÓN

Así como Campos ganó, otros también lo hicieron, ya que las competencias fueron simultáneas, desde las 8 a. m. y hasta las 7 p. m.

Hoy se llevará a cabo el segundo y último día de este importante torneo, que le da puntos a los atletas para ceremonias internacionales a futuro, ya que es un campeonato respaldado a nivel mundial.

La competencia, al igual que ayer, iniciará a las 8 a. m. y se estima que se extienda hasta las 7 p. m., en el mismo gimnasio en Hatillo, donde verán acción los mejores exponentes de cada delegación.

  • Comparta este artículo
Deportes

Open de Taekwondo se inició con pataditas, inocencia y lágrimas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota