Deportes

Allan Segura resurge

Marcha le obsequió medallas de oro y bronce a Costa Rica

Actualizado el 10 de marzo de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Marcha le obsequió medallas de oro y bronce a Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Allan Segura recorrió los últimos metros de la prueba de marcha con una sonrisa en su rostro y una bandera de Costa Rica en su mano derecha. El oro estaba pronto a colgarse de su pecho. | ABELARDO FONSECA
ampliar
Allan Segura recorrió los últimos metros de la prueba de marcha con una sonrisa en su rostro y una bandera de Costa Rica en su mano derecha. El oro estaba pronto a colgarse de su pecho. | ABELARDO FONSECA

Luego de un año de muchos contratiempos, tropiezos y de resultados no tan buenos, el marchista costarricense Allan Segura se dejó la medalla dorada al concluir la competencia de 20 kilómetros sobre el bulevar de La Sabana.

Su alegría quedó al descubierto. La preparación de muchos años dio ayer el fruto con el que sueñan los atletas de cualquier disciplina.

Desde que se dio el disparo de salida, el local iba muy confiado y sabía que todo estaba a su favor, siempre y cuando mantuviera en su mente la decisión firme de ganar.

A pocos metros de cruzar la línea de meta, Segura empezó a ondear la bandera de Costa Rica sobre su cabeza como señal de triunfo y agradecimiento a quienes lo apoyaron en este largo proceso.

El marchista, quien hizo un tiempo de 1: 28: 42, empezó a sacarle ventaja desde el inicio de la competencia al guatemalteco Mario Bran Granillo, quien se apoderó de la medalla de plata al completar un cronómetro de 1: 31: 18.

Por más que Granillo trató de pisarle los talones al local, se le hizo imposible, ya que la velocidad, la determinación y la experiencia del costarricense fueron decisivos.

Fue en el kilómetro 14 cuando Segura le sacó una diferencia de entre dos y tres minutos al guatemalteco. La medalla ya tenía dueño, con nombre y apellidos.

Lágrimas de bronce. El bronce quedó en manos del costarricense Gabriel Calvo, quien logró detener el reloj con un registro de 1:31:30.

Según Calvo, con este tiempo logró superar su propia marca, gracias a que implementó una estrategia de salir a paso lento, todo lo contrario a sus rivales.

“Traté de manejar la carrera hasta el kilómetro diez e intenté luchar por la medalla de plata, pero ya mis piernas no resistían. Lo que hicimos fue aguantar hasta el final”, destacó Calvo.

El momento emotivo para este marchista fue cuando su hermano, Bernardo Calvo, lo fue a felicitar en la línea de meta, donde ambos lloraron por el triunfo.

“Bernardo es la persona que me inspiró a seguir por este camino. El abrazo de mi hermano significa mucho, yo seguí sus pasos porque lo admiro y estoy muy orgulloso de él, por eso le dedico esta medalla a él y a toda mi familia”, expresó Calvo entre lágrimas.

PUBLICIDAD

En la rama femenina las mujeres también impusieron su paso en la competencia de marcha con la salvadoreña Cristina López, quien logró bañarse de oro al obtener un tiempo de 1:48:17; seguida por las guatemaltecas Sonia Barrondo (1:51: 42) y Maritza Poncio, quien hizo un registro de 1:53: 49.

  • Comparta este artículo
Deportes

Marcha le obsequió medallas de oro y bronce a Costa Rica

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota