Deportes

Suma de errores acabó en humillación

Lakers decepcionan como nunca

Actualizado el 30 de abril de 2013 a las 12:00 am

El equipo de Los Ángeles empezó como favorito al título y terminó humillado

El futuro no luce bien con Kobe lesionado y Howard como la futura cara de presentación

Deportes

Lakers decepcionan como nunca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Para la mayoría de analistas del baloncesto estos Lakers representan el equipo que más ha decepcionado en la historia de la NBA .

Nunca antes un equipo estuvo tan repleto de estrellas y llamado a pelear el campeonato, para luego irse por la puerta chica con una humillante barrida en los play-off.

Los Lakers son el equipo con más finales de la NBA (31) y el segundo con más títulos (16), así que para ellos es imperdonable acabar el año con algo menos que una pelea directa por el campeonato.

Con la contratación del base Steve Nash y el intercambio que trajo al centro Dwight Howard este conjunto pasó, de la noche a la mañana, a ser uno de los grandes favoritos a conquistar el campeonato. Nada salió como se esperaba...

Nunca antes los Lakers perdieron tan humillantemente en su casa un partido de postemporada como la derrota, por 120-89, que les propinaron los Spurs en el tercer partido de la serie.

Mike D’Antoni no se escapa: él es el primer entrenador de la franquicia que pierde sus primeros dos juegos de play-off. En total fueron cuatro las derrotas.

Verano siniestro. En otros tiempos la ecuación era simple: cambiar todo el equipo, agotar la agencia libre y dejar que los dólares taparan los huecos en la duela.

Sin embargo, la liga cambió. El nuevo impuesto de lujo es impagable, incluso para los Lakers.

Tampoco hay muchas opciones en el mercado de agentes libres.

Los intercambios tampoco son viables. Kobe es inamovible, al igual que Howard si lo retienen y el veterano Nash tiene un valor de cambio igual a cero.

Algo similar pasa con Gasol, cuyo alto contrato ($19 millones por su última temporada) es intratable, pese a que sea un atractivo por su contrato a punto de expirar.

Además, no será fácil que Kobe se recupere de su operación en el tendón de Aquiles. El mejor escenario es que el escolta de 34 años esté para el inicio de la campaña pero que tarde hasta un año en recuperar su mejor nivel.

Las esperanzas se cifran en que Howard se mantenga en el equipo y que esta nefasta experiencia le sirva para madurar y convertirse en la estrella que puede llegar a ser.

PUBLICIDAD

De ahí en adelante, todo será obra de una “movida mágica” de esas que agitan el mercado y de que quizá los jugadores entiendan el “novedoso” sistema de D’Antoni.

  • Comparta este artículo
Deportes

Lakers decepcionan como nunca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota