Deportes

San Antonio gana el quinto juego de la final

Inconsistencia del Heat pone a los Spurs a un paso del cetro

Actualizado el 17 de junio de 2013 a las 12:00 am

Miami vuelve a bajar su nivel y queda contra las cuerdas antes de regresar a su casa

Manu Ginóbili logró su mejor puntaje en la temporada tras sufrir críticas toda la semana

Deportes

Inconsistencia del Heat pone a los Spurs a un paso del cetro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El argentino Manu Ginóbili, de los Spurs , supera a Chris Bosh y Dwayne Wade, del Heat,  en el quinto juego de la final de la NBA que se realizó  en Miami. San Antonio ganó 114-104 y se puso a un partido del título. | EFE
ampliar
El argentino Manu Ginóbili, de los Spurs , supera a Chris Bosh y Dwayne Wade, del Heat, en el quinto juego de la final de la NBA que se realizó en Miami. San Antonio ganó 114-104 y se puso a un partido del título. | EFE

Para ser campeón no se necesita dar una paliza por más de 30 puntos en cada partido, solo se requiere ser constante y ganar un juego más que el rival.

El Heat de Miami no capta esa lección, y lleva ya 11 juegos de play-off sin hilar dos victorias. Una cifra que antes de ayer no asustaba; pero cuando el rival está a una victoria de robarte el título de la NBA, es necesario despertar.

Los Spurs de San Antonio son como una escuadra de ciclismo, donde cada uno de sus jugadores toma la punta en un duelo y eso lo tiene a un paso de ganar el máximo cetro por primera vez desde el 2007.

En el primer duelo guió Tony Parker, la segunda victoria la lideraron Danny Green y el emergente Gary Neal; y anoche fue el jugador menos esperado: Manu Ginóbili.

El argentino surgió como titular por primera vez en la final de la NBA y desde el primer cuarto le respondió a las críticas que surgieron durante la semana: siete puntos y cuatro asistencias en ese período. Ese era su promedio por partido en los primeros cuatro juegos.

Tras finalizar los primeros 12 minutos, ya San Antonio lideraba por 13 unidades.

El segundo cuarto se equilibró y el Heat redujo la distancia a nueve puntos (61-52) antes de que el juego se fuera al descanso

Los miembros del trío de oro de Miami (LeBron James, Dwayne Wade y Chris Bosh) terminaron su primera mitad con dobles dígitos en sus puntos, pero entre los tres apenas consiguieron dos rebotes defensivos.

Segunda mitad. El tercer período inició de manera espectacular para los campeones de la NBA: ocho puntos consecutivos hicieron desaparecer las diferencias.

El Heat no pudo aguantar el ritmo durante todo el cuarto y una seguidilla de 11 unidades de los Spurs justo antes de que sonara la bocina, puso el marcador 87-75.

El último cuarto consagró a San Antonio, Miami se resignó y el marcador terminó 114-104.

La sorpresa de la noche fue Ginóbili, quien no bajo su nivel en todo el juego, y finalizó con 24 puntos, su mejor cifra en toda la temporada; su mejor marca del año, la complementó con 10 asistencias.

PUBLICIDAD

Números comparables con el Rey LeBron, que terminó con 25 puntos y ocho asistencias, inútiles en un Heat que sufrió en defensa con solo 22 rebotes en esa área y tres bloqueos a los tiros rivales.

Traslado. Ahora la serie de la final de la NBA tendrá sus últimos dos juegos en Miami, donde los locales deberán ganar los dos juegos si quieren mantener el cetro.

Los Spurs tendrán la primera de dos oportunidades para coronarse el martes y la segunda será jueves.

El Heat necesita que sus tres estrellas sean constantes, sino otro trío escribirá su nombre en el título de la temporada 2013 de la NBA.

  • Comparta este artículo
Deportes

Inconsistencia del Heat pone a los Spurs a un paso del cetro

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota