| Play-off de la NBA

El Heat  prendió fuego y quedó a punto de la final de NBA

James se prendió en el tercer cuarto para el tercer triunfo del Heat en las finales del Este

Pacers controlaron la primera mitad del juego pero pagaron el precio de sus errores

Últimas noticias


        
        
      LeBron James llama la atención de Chris Bosh, compañero en el Heat, para retomar el partido. Además de máximo encestador (30), líder en rebotes (8) y asistencias (6), el Rey tuvo que hacer de motivador para vencer a Pacers. | AFP
LeBron James llama la atención de Chris Bosh, compañero en el Heat, para retomar el partido. Además de máximo encestador (30), líder en rebotes (8) y asistencias (6), el Rey tuvo que hacer de motivador para vencer a Pacers. | AFP ampliar

Así es LeBron, lo dejan respirar por un momento e incendia la duela. Ayer, con un tercer cuarto explosivo, el Heat se deshizo de los Pacers para tomar ventaja de 3-2 en las finales de la Conferencia Este.

Una victoria más del equipo que comanda LeBron James y estará, por tercera vez consecutiva, en las finales de la NBA.

Allí lo esperan los Spurs de San Antonio, campeones del Oeste.

El triunfo de anoche, en casa, no fue fácil al principio... Pero en la segunda mitad todo cambió.

Paul George y Roy Hibbert iniciaron encendidos, el primero con triples seguros y el segundo indetenible en la pintura. Se conjuntaron para los primeros 29 puntos de un equipo de Indiana que supo dominar a los locales en defensa.

Sin embargo, los Pacers no aprovecharon su momento y terminaron la primera mitad con diferencia de tan solo cuatro unidades.

Encender motores. Al medio tiempo LeBron gritó a sus compañeros con la intención de despabilarlos y encontrar la ayuda que necesitaba para vencer a un rival que sabe complicarle las cosas al monarca.

Así fue que, en el tercer cuarto, le tomó poco tiempo a Miami tomar la ventaja y de ahí despegar.

Con 30 puntos en el parcial, 16 de ellos gracias a James, el Heat se despegó en el marcador y no volvió a ver hacia atrás.

Después de verse sobrepasado por 17 puntos en el tercer cuarto, Indiana intentó volver al juego, pero encontró una defensa imponente.

James fue el mejor, con 30 puntos, ocho rebotes y seis asistencias. El alma y martillo de su equipo.

Udonis Haslem aportó 16 puntos y Mario Chalmers, 12.

Lo bueno para Miami fue la necesitada victoria en casa, pero sigue preocupando que el equipo dependa únicamente del Rey. Los otros dos miembros del Big Three siguen sin aparecer en la serie.

Dwyane Wade se fue de 10 puntos anoche y Chris Bosh de tan solo siete, con cinco rebotes.

Esos números explican el hecho de que James tuviera que jugar 44 de los 48 minutos del juego.

Por Indiana, el mejor encestador fue George, con 27 puntos, 11 rebotes y cinco asistencias.

Hibbert encestó 22 unidades y David West 17. Ningún otro jugador de los Pacers aportó significativamente en la parte ofensiva.

La clave del partido para Miami –además de ese espléndido tercer cuarto de James– fue emparejar a Indiana en los rebotes, al terminar la estadística en 32-33.

También mover el balón, los de casa repartieron 19 asistencias.

Además, se puede culpar a los Pacers ya que dejaron caer su defensa y perdieron el control en la ofensiva. En total, la visita terminó con 17 pérdidas de balón.

El sexto juego es mañana, en Indiana. Los Pacers tienen que retomar la agresividad que mostraron en los primeros cuatro partidos si quieren extender la serie a un sétimo y definitivo partido.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: El Heat  prendió fuego y quedó a punto de la final de NBA