Deportes

Código de barras cuida la comida en Juegos Nacionales

Actualizado el 07 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Deportes

Código de barras cuida la comida en Juegos Nacionales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La Fortuna, Bagaces. Ante las críticas recibidas en ediciones anteriores, con respecto a la cantidad de comida que se deja de usar en los Juegos Deportivos Nacionales, el Icoder implementó este 2014 el uso del código de barras.

Los alimentos están bien cuidados en las villas.  | JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ
ampliar
Los alimentos están bien cuidados en las villas. | JOSÉ LUIS RODRÍGUEZ

De acuerdo con Gabriela Schaer, coordinadora cantonal de las justas, el sistema le permitirá a la entidad contabilizar cuántas personas comen en las villas que se ubican en escuelas y colegios.

Fernando Jimenez de Alajuela, conpite en la categoría sub 13 en el tenis de mesa.  | MELISSA FERNÁNDEZ
ampliar
Fernando Jimenez de Alajuela, conpite en la categoría sub 13 en el tenis de mesa. | MELISSA FERNÁNDEZ

“De esta forma sabremos quien comió en la villa o si prefirió irse para otro lado, y así exponer un informe final a los Comités Cantonales; es una herramienta que también nos permitirá llevar un registro de quiénes ingresan a las villas, y a qué hora”, dijo.

“Si las nutricionistas que hay en las villas observan que en lugar de 300 personas, están llegando a comer 250, entonces, hablan con la empresa de catering que provee la comida, para que se haga un menor número de platos.

Buena alimentación. Otro de los aspectos que se cuidan en las villas deportivas es la calidad de lo que consumen los deportistas, técnicos, delegados y otros.

“En la cocina debemos revisar los alimentos, además de fijarnos que quienes los manipulan usen rejillas (gorras) en el cabello, y que no porten aretes o relojes, pues todo eso produce contaminación”, explicó Kunti Solís, estudiante de último año de nutrición de la Universidad de San José.

“Yo estoy cumpliendo mis horas de TCU, mi compañera –Vanessa Jorge– está en licenciatura y yo en bachillerato”, añadió.

Solís comentó que su horario de trabajo arranca a las 5 a. m., con el desayuno, y acaba a las 10 p. m., luego de servir la cena.

La nutricionista agregó que tanto en La Fortuna de Bagaces, como en el resto de villas, se come lo mismo, y que es un menú muy alto en carbohidratos.

Solís expresó que los nutricionistas de cada villa deben revisar detalles como la temperatura de la comida, en razón de que a ciertos niveles hay riesgo de que crezcan microorganismos.

“Constantemente estamos revisando la temperatura y viendo que todos los alimentos estén donde se deben, debemos prevenir algún brote en los atletas”, comentó Solís, quien añadió que lo que sobra se regala a un hogar de ancianos.

  • Comparta este artículo
Deportes

Código de barras cuida la comida en Juegos Nacionales

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota