Deportes

Broncas entre aficionados

Brasileños y argentinos llevan su rivalidad a los Juegos

Actualizado el 08 de agosto de 2016 a las 03:09 pm

Basquetbolistas argentinos recriminaron las acciones de sus compatriotas

Deportes

Brasileños y argentinos llevan su rivalidad a los Juegos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Unos aficionados brasileños pidieron tregua y escribieron Paz sobre un paño. (AFP)

Río de Janeiro

La rivalidad deportiva entre Argentina y Brasil se trasladó del fútbol a los Juegos Olímpicos.

Aficionados de ambos países, siempre dispuestos a provocarse mutuamente y regocijarse tanto en los éxitos propios como de las desgracias ajenas, han puesto la nota en las gradas en las primeras jornadas de los Juegos de Río de Janeiro. Incluso los argentinos resucitaron el famoso cántico de "Brasil, decime que se siente..." que popularizaron durante la Copa del Mundo de 2014 en tierras brasileñas.

El domingo por la noche, hinchas argentinos se enfrascaron en un duelo de cánticos con los brasileños durante el partido entre Argentina y Nigeria por el grupo B del básquetbol de hombres.

Por varios momentos del encuentro, los seguidores se olvidaron por completo de lo que ocurría en la duela de la Arena Carioca 1. Horas antes, algo similar pasó en las gradas del complejo de tenis, donde los locales apoyaban fervientemente al serbio Novak Djokovic ante el argentino Juan Martín del Potro en una escena que rompió con la usual solemnidad que priva en el "deporte blanco".

Un par de días antes, los brasileños animaban a cada rival de la judoca argentina Paula Pareto, quien se colgó el oro en la división de los 48 kilos.

"Me parece una tontería oír a brasileños hinchando por un equipo que ni siquiera es de su continente y también me parece una tontería insultar a un país que nos trata excelente cada vez que vinimos y al cual elegimos el 60% de los argentinos para veranear. Qué tontería más grande, nos pasamos dos horas insultándolos, ¿a cuenta de qué? Brasil no está en la cancha", dijo Luis Scola, ala-pivote del seleccionado argentino de básquetbol.

Durante el partido de básquetbol, los aficionados de la Albiceleste recordaban con cánticos la derrota de Brasil por 7-1 ante Alemania durante el Mundial de fútbol de hace un par de años.

"Me cayó de mal gusto escuchar la gente insultando a los brasileños porque no está jugando Brasil; además, están festejando siete goles que pasaron hace dos años en un deporte que ni siquiera es el que estamos jugando" , agregó Scola.

Los brasileños no se quedaban atrás y respondían cantando en contra del exfutbolista Diego Armando Maradona y sus problemas de adicción a las drogas, además de corear cada enceste de Nigeria, que al final fue apaleado 94-66.

Los argentinos también se dieron tiempo de cantar otra canción que se hizo muy popular en el Mundial de Brasil.

"Está buenísimo que haya tanta gente apoyando, pero preferiría no escuchar los cantos contra Brasil y preferiría que fueran a favor nuestro, eso es algo muy futbolero que realmente no aprecio", dijo Manu Ginóbili, otro de los referentes de la selección argentina.

Brasil y Argentina comparten el mismo sector en el básquetbol de hombres y se enfrentarán el sábado en la Arena Carioca 1, donde escribirán una página más de su rivalidad deportiva.

El partido que enfrentó al tenista argentino Juan Martín del Potro contra el portugués Joao Sousa fue interrumpido durante unos minutos por enfrentamientos en las gradas entre algunos hinchas albicelestes con seguidores brasileños, constató un periodista de la AFP.

La rivalidad vecinal entre las dos potencias de Suramérica volvió a vivir un nuevo capítulo en la pista central del Complejo Olímpico de Río, que como ya pasó la víspera en el partido ante Novak Djokovic, recibió con pitos a Del Potro.

Cada vez que algún aficionado argentino lanzaba un grito de aliento a su compatriota, los cariocas respondían con pitos y abucheos.

Pero las cosas fueron a mayores al inicio del tercer juego del primer set, cuando un grupo de argentinos se enzarzó a golpes con unos brasileños que les recriminaban sus gritos de apoyo a Del Potro.

El incidente acabó con la intervención de la Fuerza Nacional, que acabó llevándose a los argentinos, despedidos por toda las tribunas al grito de "expulsión, expulsión".

  • Comparta este artículo
Deportes

Brasileños y argentinos llevan su rivalidad a los Juegos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota