Deportes

Roberto Castro alcanzó el domingo su corona 14 en el motocross nacional

El último aliento valió un título

Actualizado el 20 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Muflitas fue segundo durante siete fechas, Johan Cebollerito Mora no respondió al cierre

Corredor anuncia que el próximo año competirá en el país con la marca Suzuki

Deportes

El último aliento valió un título

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aferrado a una esperanza que pocos habrían conservado, pues las apuestas no le ubicaban favorito, Roberto Muflitas Castro logró el domingo una corona de motocross que llegó en el último suspiro.

A pesar de que la tabla de posiciones le ponía cinco puntos abajo y que el rival a vencer era Johan Cebollerito Mora, bicampeón de motocross en los últimos dos años, Castro no renunció a regresar a la cima de la categoría MX 1 tras haberla ganado en el 2008 y 2009.

“Fue difícil no solo porque durante el año sentía frustración de estar segundo, sino porque el fin de semana antes de la final competí en Colombia (ganó el título latinoamericano de motocross ), me robaron los documentos y llegué al país sin tiempo para prepararme”, expresó Castro ayer por la tarde.

Muflitas, como le llaman, añadió que la determinación fue su apoyo en una temporada en la que no terminó un heat por problemas mecánicos, en otro sufrió una caída muy fuerte, y en dos más quedó sétimo y octavo por averías.

“Mientras mi integridad física estuviera bien, tenía la oportunidad de hacer un cambio. Gracias a Dios en las últimas cinco semanas tuve competencias, y eso me llevó a la final con buen ritmo”, señaló.

Para Castro era imperioso retomar el sitio de privilegio que ostentó antes de irse a Brasil, donde compitió en el 2010 y 2011.

Con 18 años en el motocross , él sabe que solo con una corona las empresas volverían a apoyarle en una aventura que conlleva sumo esfuerzo; pero, sobre todo, dinero.

“El presupuesto que tenía para mi equipo fue corto, sin embargo siempre existió la ayuda de empresas que, sin ellas, hubiera sido imposible..., lo que pasó fue que pensé en volver a Brasil, pero al no darse, comencé a negociar acá relativamente tarde”, añadió Muflitas.

Acicateado con los resultados, Castro anunció que se queda en el país para correr con Suzuki.

El duelo. Dentro de la oscuridad que vivió a ratos, la luz le llegó a Castro en Colombia, ocho días antes de ganar la corona tica.

Fue en el Campeonato Latinoaméricano de Motocross de MX 1, el cual se adjudicó, el que inyectó a Muflitas un soplo final de convicción para medirse con el Cebollerito , bicampeón tico y tricampeón en Guatemala, en ambos en MX 1.

PUBLICIDAD

“No me considero el mejor piloto, porque sería una falta de respeto hacia los demás, pero gracias a Dios los resultados hablan de mi trabajo. Johan (Mora) es muy constante y agresivo, y este año, a diferencia de otros, le noté un gran cambio para bien. Esta vez fuimos rivales con mucho profesionalismo, no lo tomamos como una pelea”, indicó.

  • Comparta este artículo
Deportes

El último aliento valió un título

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota