Deportes

Mucho público en apertura de la temporada

El barro acabó con los monstruos del autocross

Actualizado el 04 de mayo de 2015 a las 12:00 am

Vehículos varados, piezas quebradas y retiros fueron parte de la primera jornada

Angie Bonilla, la dama del barro, acabó tercera en la clase de seis cilindros

Deportes

El barro acabó con los monstruos del autocross

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Eduardo Román y su máquina híbrida (combina varias marcas) atraviesan uno de los barriales de la pista La Olla, que ayer se convirtió en el principal rival. Román fue el vencedor en los ocho cilindros. | ALBERT MARÍN

Sabanilla, Alajuela. Los monstruos del 4x4, esos que con impresionantes máquinas y potente rugido hacen temblar al mismo Volcán Poás, sufrieron mucho ayer en el barrial de la primera fecha del Campeonato Nacional de Autocross .

Nombres como el de José Flaqué, actual campeón nacional de los ocho cilindros, o Angie Bonilla, quien a bordo de La Bella está entre los favoritos, no lograron mostrar todo su brillo en una competencia muy trabada.

Pese a que la afluencia de público fue muy buena, el único lunar fue el espeso lodazal que provocó que muchos de los gigantes no terminaran.

Si no era que las pelotas de lodo se metían en los ojos, la tracción no funcionaba o alguna pieza, al límite, se quebraba.

Tan difícil fueron las condiciones que en los dos heats de los ocho cilindros la organización tuvo que sacar bandera roja (suspensión de la carrera).

En la primera manga de los más grandes José Flaqué aparecía como el hombre a vencer, y así se comportó, mas una avería le quitó la primera posición.

Luego de esto Flaqué tuvo que conformarse con ganar el heat único de la categoría libre (corren los de cuatro, seis y ocho), pues en la segunda largada de ocho volvió a quedarse “botado”.

Otra de las perjudicadas con esto fue Angie Bonilla, la Dama del Barro, quien ayer regresaba a la competencia después de que en el 2002 sufriera un accidente que lesionó sus vértebras.

Angie, a bordo de La Bella, fue segunda en la primera manga de seis cilindros, mas no pudo terminar la siguiente porque se le quebró la suspensión delantera.

“Me siento bien porque la verdad venía muy presionada, me sentí como una presa a la que querían cazar, en el segundo heat hubo varios rivales que me golpearon, pero bueno, esto es parte de correr”, dijo la única mujer que ha sido monarca del autocross .

“En el balance general me voy satisfecha pues el carro dio lo que esperábamos mi esposo (Gustavo Canales) y yo... hay que mejorar algunas cosas, pero faltan cuatro fechas y podemos pelear”.

Otro que no podía ni ver debido a la cantidad de tierra que tenía en sus ojos fue Emel Cabalceta, quien se dejó la victoria en seis cilindros, con lo que mantuvo a raya el poderío de La Bella.

“Gracias a Dios se nos dio el triunfo, la pista exigió demasiado tanto del carro como del piloto, es muy grande el sacrificio que hacemos para estar acá, hasta familiar, así que me voy muy contento con el triunfo”, indicó Cabalceta.

El vencedor, quien vive en Pérez Zeledón, alabó la organización de un torneo que vuelve a ganar pilotos y aficionados tras muchos años de estar ausente.

Para la segunda jornada del campeonato los contendores se trasladarán a San Carlos, donde se enfrentarán el 21 de julio.

  • Comparta este artículo
Deportes

El barro acabó con los monstruos del autocross

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota