Deportes

Adrenalina con 2.000 caballos de fuerza en el Saprissa

Un Toro Loco sacudió la Cueva

Actualizado el 31 de mayo de 2014 a las 12:00 am

El tejano Lupe Sosa abrió la primera noche de los Monster Jam con triunfo en donas

Monster Energy fue el más rápido en los piques; Max D venció en prueba de saltos

Deportes

Un Toro Loco sacudió la Cueva

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Grave Digger salta y se gana la admiración y euforia de los presentes durante la competencia de saltos disputada anoche en la jornada de apertura del Monster Jam en el Saprissa. El legendario gigante no ganó. | JOHN DURÁN

Con la fiereza y la fuerza de unos 1.000 “Malacrianzas”, un Toro Loco enorme vestido de rojo y amarillo fue el primer ganador en la noche de apertura de las competencias del Monster Jam en suelo tico.

Dicho torneo, que lleva a cabo un mundial en el que se incluye en Costa Rica, tuvo ayer la primera de cuatro actividades que se disputarán entre el viernes y mañana.

La química que tiene Toro Loco con el público costarricense quedó patente desde que el gigante de hierro salió a la embarrialada pista.

Lupe Sosa, tejano de origen latino que fue uno los pilotos que vinieron al país hace seis años, con el primer Monster Jam, sabe de esa empatía por el monstruoso toro y puso a vibrar el Saprissa en la competencia de donas, en la que los vehículos deben girar sobre un mismo punto a gran velocidad.

“Hoy solté el toro por ustedes, es cierto que la pista está resbalosa, pero me estoy divirtiendo mucho”, expresó Sosa tras la victoria.

Ante unas 9.000 personas presentes y eufóricas por el regreso del Monster Jam al país, la segunda prueba de la noche calentó aún más, pues se trató de los famosos piques de velocidad en los que el ruido del motor revoluciona los corazones de todos los que admiran a las máquinas más grandes de las competencias de motores en el mundo.

Y es que además de ver tales máquinas, la emoción sube solo con el sonido de vehículos con 10.000 centímetros cúbicos, 2.000 caballos de fuerza y cuatro toneladas de peso.

Monster Energy (al fondo) acelera para tomar la delantera en los piques, en los que venció en primer   round  a Toro Loco, pero este ganó la final.  | J. DURÁN
ampliar
Monster Energy (al fondo) acelera para tomar la delantera en los piques, en los que venció en primer round a Toro Loco, pero este ganó la final. | J. DURÁN

Así, estridentes y poderosos, los ochos monstruos se enfrentaron en la tanda de velocidad, en la que las decepciones fueron Scooby Doo y Spiderman, bastante lentos.

Tras el primer heat quedaron fuera Ironman, Toro Loco, Spiderman y Scooby Doo, y pasaron Monster Energy, Grave Digger, El Diablo y el estrafalario Max D.

En semifinales El Diablo dio cuenta de Grave Digger y Monster Energy de Max D, y en la final fue Monster Energy, conducido por Damon BradShaw, quien aceleró más y se dejó los laureles.

Max D sorprendente. Para el cierre fue la locura de los pilotos de estos gigantes la que marcó la pauta, ya que en el freestyle (saltos en estilo libre) vale el poco miedo al riesgo.

Y allí venció Max D, la cuarta evolución del Maximun Destruction, más agresivo y temerario.

Sin importar el barrial presente, Max D saltó cuanta montaña había y destrozó buses y carros, todo con tal de dejarse su primera victoria y ganarse a un público que comenzó a vibrar con su Toro Loco.

  • Comparta este artículo
Deportes

Un Toro Loco sacudió la Cueva

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota