Deportes

Detrás del gran piloto hay un extraordinario ingeniero

Actualizado el 05 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Deportes

Detrás del gran piloto hay un extraordinario ingeniero

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Cada vez que el RB9 sale a pista la expectativa de triunfo es alta. Los resultados de la temporada 2013 de la Fórmula Uno así lo reflejan.

Once victorias en 17 de los grandes premios disputados en el año le dan crédito al trabajo de una escudería que se esmeró en diseñar una máquina invencible.

Resistencia

El ingeniero Adrian Newey es el encargado de evolucionar campaña tras campaña el bólido de la escudería del toro rojo.

Para hablar de los méritos de Newey hay que remontarse a finales de los ochentas, cuando aún la fuerza aerodinámica no era factor primordial en los monoplazas.

El británico quiso experimentar en la Fórmula Uno luego de cosechar resultados positivos en el automovilismo estadounidense.

Su primer diseño deparó solo algunos podios para el equipo March, que luego pasó a llamarse Leyton House, pero en los noventas se convirtió en el bastión de cinco campeonatos para Williams y uno más para McLaren.

A partir del 2005 se integró a Red Bull Racing, motivado por el reto que supondría la creación de un coche para una escudería que hacía sus primeras armas en la F1.

“Entrar en Red Bull fue bastante arriesgado. Dejé una de las grandes escuderías por un joven equipo patrocinado por una curiosa bebida energética”, mencionó Newey luego de la cuarta corona de su pupilo Sebastian Vettel.

Los grandes hombres del Red Bull Racing muestras los trofeos ganados en la carrera del pasado domingo en Abu Dhabi. De izquierda a derecha, el director técnico Christian Horner, el piloto Mark Webber, el ingeniero Adrian Newey y el también piloto Sebastian Vettel.  |  AP
ampliar
Los grandes hombres del Red Bull Racing muestras los trofeos ganados en la carrera del pasado domingo en Abu Dhabi. De izquierda a derecha, el director técnico Christian Horner, el piloto Mark Webber, el ingeniero Adrian Newey y el también piloto Sebastian Vettel. | AP

Sin embargo, destacó que el trabajo se torna estimulante y placentero por la oportunidad de experimentar año con año y el respaldo de resultados muy positivos.

Demérito para el monarca. El trabajo de Adrian Newey es una las razones en las que se amparan quienes no reconocen las virtudes del tetracampeón Sebastian Vettel.

A finales de la temporada 2012, en plena disputa por el título con el alemán, Fernando Alonso mencionó que la verdadera competencia era ante el ingeniero inglés.

Contra Vettel también existe el argumento de que ganó sus coronas con la misma escudería, mientras los otros tetracampeones lo hicieron en al menos dos equipos.

Pilotos como Nico Rosberg, Lewis Hamilton y Nico Hulkenberg valorarían más a Baby Schumi si tuviera un compañero más competitivo que Mark Webber.

  • Comparta este artículo
Deportes

Detrás del gran piloto hay un extraordinario ingeniero

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota