Deportes

Primer duelo semifinal

El libreto rojiamarillo fue tímido, si quería triunfar

Actualizado el 03 de diciembre de 2012 a las 12:00 am

Yendrik Ruiz fue el único delantero en el primer lapso; luego el afán local no alcanzó

Sin duda, el empate favorece los intereses morados de llegar a la final del campeonato

Deportes

El libreto rojiamarillo fue tímido, si quería triunfar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Mauricio Núñez (25) se impone arriba. José Carlos Cancela viaja al césped. Esa fue la tónica del choque. Herediano cedió en el primer choque, pues el empate favorece a la S. | ALONSO TENORIO
ampliar
Mauricio Núñez (25) se impone arriba. José Carlos Cancela viaja al césped. Esa fue la tónica del choque. Herediano cedió en el primer choque, pues el empate favorece a la S. | ALONSO TENORIO

Heredia. Hay “expertos” que llaman “signos externos” a ciertos detalles que los demás mortales podemos detectar fácilmente, si ponemos un poco de atención.

El rostro adusto de Claudio Miguel Jara al final del partido era un retrato de inconformidad.

No era para menos. Como el general solitario al final de una batalla, es posible que el timonel del campeón nacional se haya lamentado en la intimidad.

Su sesuda estrategia como local del primer choque de la serie semifinal no había dado más que la satisfacción de un gol y tres “casi, casi”, tras “despintar” en sendas ocasiones los parales de Donny Grant, guardameta adversario.

El fiel de la balanza no se inclina todavía. Es cierto. Además, la moneda sigue en el aire. No obstante, la eterna lógica del balompié reza que empatar en casa es algo así como sinónimo de desventaja.

¡Qué duda cabe! El 1 a 1 favorece los intereses del Deportivo Saprissa. Sumó un punto a domicilio y lo transpiró tras sufrir la expulsión de Juan Manuel Morales cuando aún restaban 26 minutos para que el árbitro Walter Quesada, de errática labor, lanzara el último pitazo.

El planteamiento de Jara fue avaro en el primer tiempo.

La idea de que José Sánchez por la derecha, e Ismael Gómez por el carril izquierdo elevaran centros a la zona de fuego, fracasó una y otra vez ante la imposibilidad del solitario ariete Yendrik Ruiz de soltarse del hierro eficaz y escalonado que planteó Saprissa en su defensa.

Para colmo de males, en la media cancha José Miguel Cubero, referente del monarca, no anduvo en su mejor tarde. Esto obligó a Esteban Granados a duplicar sudor y funciones y a crecer gradualmente como la mejor figura del choque.

Tras media hora de iniciativa local, uno de los escasos acercamientos morados derivó en la primera concreción, cuando Douglas Sequeira ratificó su poder de gol y de cabeza atinó en la red.

La reacción del anfitrión no se hizo esperar. Y de entrada no más en la etapa complementaria, Esteban Ramírez (relevo de Gómez) habilitó por primera vez al solitario goleador Yendrik Ruiz, quien ratificó en los cordeles de Donny Grant que, si lo dejan, concreta.

PUBLICIDAD

Roja y viraje. Pese al contraste, Daniel Casas, técnico morado, intuyó que a lo mejor podía retomar la ventaja inicial y hasta vencer.

Mas, la torpe acción de Juan Manuel Morales que provocó su expulsión, al 64’, fue la señal que decidió acatar Casas para salvaguardar el botín de un punto y dejar todo para el duelo de vuelta.

Uno a uno. La vieja lógica del futbol también reza que al igualar de visita, huele a ventaja.

  • Comparta este artículo
Deportes

El libreto rojiamarillo fue tímido, si quería triunfar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota