Deportes

Óscar Duarte sufre desde el banquillo otra goleada con el Espanyol

Actualizado el 08 de febrero de 2016 a las 04:33 pm

El equipo del defensor costarricense está cerca de los puestos de descenso.

Deportes

Óscar Duarte sufre desde el banquillo otra goleada con el Espanyol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Óscar Duarte busca explicaciones luego de marcar en propia puerta. Sus compañeros observan al nacional luego de la acción. | EFE

Barcelona

El defensor nacional Óscar Duarte vio desde el banquillo de suplentes la goleada por 0-5 que le propinó la Real Sociedad a su equipo, el Espanyol de Barcelona, este lunes en casa del club catalán.

Los dos últimos juegos le han dejado como saldo al Espanyol 11 goles en contra y ninguno a favor.

Con este resultado, los Periquitos están rozando la zona de descenso en el fútbol español, pues se ubican en la casilla 17 equipos, con 22 puntos en 23 juegos, solo uno más que Las Palmas, dos más que el Granada y cinco que el Levante, los tres que pierden la categoría si ese campeonato finaliza hoy.

La Real Sociedad desnudó al Espanyol de Barcelona y se llevó el triunfo de Cornellá por 0 a 5, el primero a domicilio con Eusebio Sacristán como técnico y que puede marcar el futuro de Constantin Galca en el banquillo del equipo de Duarte.

El Espanyol perdía 0-2 en tan solo siete minutos. Primero Jonathas, tras aprovechar un pase largo de Vela que desestabilizó todo el planteamiento defensivo local. Así, en cinco minutos, la Real Sociedad ya tenía el primero en el marcador, cuando el brasileño superó por alto a Arlauskis.

El meta lituano, en la siguiente jugada, tampoco pudo alcanzar otra maravilla de Vela. En la jugada, el mexicano quiso todo el protagonismo y dibujó una parábola que sorprendió al portero. La zaga blanquiazul, con dos novedades, Ciani y Fuentes, no impidió la debacle.

Absolutamente desconcertado, el ataque del Espanyol no era capaz de sorprender. El 0-2 había roto el orden de los pupilos de Galca, con graves dificultades en la circulación e imprecisiones constantes. Gerard Moreno, referencia arriba en ausencia del lesionado Caicedo, no recibía ningún balón peligroso.

La Real estaba muy cómoda a la contra e incluso estuvo a punto de engordar el marcador con un disparo cruzado de Jonathas. Del anfitrión no había noticias: su versión era gris. El técnico rumano intentó cambiarla dando entrada a Burgui por Hernán Pérez y, de forma sorprendente, a Pau por Arlauskis bajo los palos tras el descanso.

De todos modos, y pese a la ovación con la que los seguidores del Espanyol recibieron al portero, los jugadores de Eusebio sentenciaron, de nuevo, en tiempo récord. En el minuto 51 marcó Oyarzabal, tras una triangulación en el área, y en el 55 Diego Reyes, al rematar un saque de esquina.

  • Comparta este artículo
Deportes

Óscar Duarte sufre desde el banquillo otra goleada con el Espanyol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota