Deportes

El ‘general’ del tablero

Actualizado el 20 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Deportes

El ‘general’ del tablero

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                Diana Méndez
ampliar
Diana Méndez

Entre metáforas bélicas, impregnadas por una dosis de pasión y unas inquietas manos que no soltaron las piezas de su inseparable ajedrez, Bernal González habló del deporte de sus amores.

“El ajedrez es una lucha contra su rival por obtener cosas que usted hace, con los medios que tiene. Son dos generales en una guerra”.

Así definió González al deporte que lo enamoró desde niño y que todavía –26 años después– lo seduce.

Las piezas del ajedrez las empezó a mover con tan solo cinco años de edad. Instruido por su madre, Bernal dio sus primeros pasos.

Sin embargo, fue a los 13 años de edad cuando este soldado empezó a dar la guerra

Su primer ‘cuartel’ fue el Centro de Cultura Social de San Ramón. Ahí empezó a sentir la adrenalina de las competencias y los resultados empezaron a inclinar la balanza a su favor.

Precisamente fue en San Ramón donde Bernal aró el terreno que, hasta hoy, le da los frutos de 12 campeonatos nacionales y una medalla de plata en la Olimpiada Mundial de Ajedrez en Moscú 1994.

También disfruta ser el primer Maestro Internacional que tuvo Costa Rica. En 1993 la Federación Internacional de Ajedrez le otorgó esa calificación.

Ahora, él se encamina a su objetivo: convertirse en Gran Maestro, donde ya dio el primero de los tres pasos que le anteceden.

La misma federación le dio en abril del año pasado, en el Campeonato Iberoamericano en Ecuador, la primera norma de Gran Maestro. Ahora Bernal debe luchar por dos.

Con ese histórico, Bernal González llega como la pieza clave de la Selección Nacional de Ajedrez, que representará al país en los Juegos Centroamericanos de San José.

Por todos lados. Bernal es psicólogo de profesión, casado y sin hijos.

No ejerce la psicología, pero sí la educación. Imparte clases de ajedrez en escuelas y colegios privados y ahí es donde logra mancomunar todas sus facetas.

En su casa –en Santo Domingo de Heredia– su pasión la comparte con su esposa de cuatro años Tania Pastor Solórzano, otra amante sin barreras del ajedrez.

Si el ajedrez no lo hubiera conquistado, Bernal habría sido ciclista. El deporte de la pelota también lo practica.

PUBLICIDAD

Como la mayoría, él prefiere dejar a un lado la connotación de favorito: sabe que ganar la medalla de oro no dependerá solo de él (las competencias de ajedrez en los Centroamericanos se disputarán por equipos).

También es del criterio que ninguna competencia lleva encaminada el triunfo porque “la historia no importa, o lo que uno haya hecho hasta ahora o la posición que se ocupe en el ranquin”.

Luego de San José 2013 Bernal seguirá dando guerra sobre el tablero con el solo objetivo de lograr las otras dos normas que le restan para convertirse en Gran Maestro.

Por el momento prepara sus armas y se llena de municiones para vencer la batalla que le significará una medalla más en Costa Rica.

  • Comparta este artículo
Deportes

El ‘general’ del tablero

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Manuel Herrera F.

manuel.herrera@nacion.com

Periodista de Entretenimiento y cultura

Periodista en el suplemento de Viva de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Univerdad Latina. Además, posee estudios en Diseño publicitario. Escribe sobre televisión, farándula y temas de entretenimiento. 

Ver comentarios
Regresar a la nota