Deportes

Eliminatorias de la Concacaf

¡Así es como se va a la hexagonal!

Actualizado el 17 de octubre de 2012 a las 12:00 am

Costa Rica llenó de goles su maleta y se unió a México como segundo clasificado del Grupo B

La goleada 7-0 ante Guyana demostró, de nuevo, la actitud que tanto anhelaba la Tricolor

Deportes

¡Así es como se va a la hexagonal!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

797060001907405114
Vea declaraciones de Pinto y jugadores de la Tricolor
                         Muy temprano en el partido, Randall  Brenes encontró una grieta en la defensa guyanésa y batió al portero Derrick Carter. | ALBERT MARÍN
ampliar
Muy temprano en el partido, Randall Brenes encontró una grieta en la defensa guyanésa y batió al portero Derrick Carter. | ALBERT MARÍN

La Selección de Costa Rica llenó de goles su maleta a la hexagonal y de paso adornó su boleto con el partido más claro que tuvo en toda esta sufrida primera fase.

El abultado 7-0 con que la Tricolor despidió a la novel Guyana de la cuadrangular fue el botín necesario, y casi que exigido, para un equipo que sufrió desde el primer minuto por mantenerse con vida en el camino a Brasil 2014.

Igual que en el juego de ida (0-4), los Jaguares Dorados apenas si se insinuaron en la parcela tica, pero esta vez Costa Rica demostró muchísima más dinámica, empuje y, sobre todo, actitud.

Y no se trata de ocultar las facilidades que otorgaron los visitantes, que fueron tan numerosas como variadas, pero hay que aplaudirle a la Selección sus ganas por llevarse a la siguiente ronda una imagen muy diferente a la que había ofrecido hasta ayer.

Todo el coraje con el que se sacaron los tres puntos del Cuscatlán el viernes estuvo también anoche en la gramilla del Nacional, ahí donde la Sele se reconcilió con una afición que prácticamente colmó las graderías del reducto y con un país que recobró algo de ilusión para lo que viene.

Brenes, Gamboa, Saborío, Bolaños y Borges... todos tuvieron su gol, pero es complicado enumerarlos en estas líneas.

Ganas. La goleada ante Guyana ratificó a Álvaro Saborío como el gran referente de un combinado tico que hace mucho padecía la falta de un líder: Sabo anoche fue de nuevo todo pulmón y esfuerzo, y eso el futbol se lo devolvió con dos goles y dos asistencias.

A la par del goleador tico brilló también Christian Bolaños, a quien nadie le puede criticar ahora falta de entrega; o un Randall Brenes que se entendió a la perfección con Saborío, o un Christian Gamboa que dejó claro que esa banda derecha es suya.

En fin, es difícil criticarle algo a la Costa Rica de anoche, por más que se llamara Guyana su rival de turno, por más que la victoria del viernes tuviera cuesta abajo el pase a la hexagonal.

PUBLICIDAD

¿Los goles? Es cierto, se fallaron tantos o más de los que se hicieron, pero por qué no reconocer que también se fabricaron opciones como no se había hecho en toda la cuadrangular. O por qué no aplaudir que aún con una cuenta tan elevada, cada balón se peleó hasta el último metro.

Claro, la hexagonal traerá un nivel muy por encima de este parámetro caribeño, pero ya le tocará a Jorge Luis Pinto y el resto del cuerpo técnico preocuparse por mejorar lo que falta. Lo cierto es que El Salvador y Guyana sí le devolvieron a la Tricolor algo que va a necesitar, y mucho, en la siguiente fase: la actitud.

  • Comparta este artículo
Deportes

¡Así es como se va a la hexagonal!

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota