Deportes

Esta Sub-20 también quedó fuera del Mundial Sub-17

Una prometedora generación que se podría quedar en nada

Actualizado el 28 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Desde hace 20 años un mismo grupo de jugadores no se perdía los dos torneos

Todavía les queda el proceso olímpico, el cual inicia el lunes con los Centraomericanos

Deportes

Una prometedora generación que se podría quedar en nada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Tras despedirse el martes de cualquier posibilidad de asistir al Mundial Juvenil de Turquía 2013 , esta generación de jóvenes futbolistas costarricenses, hoy categoría Sub-20 , volvió a inscribir la palabra fracaso en su currículo.

Dos años antes, en la eliminatoria al Mundial Sub-17 de México, una gran cantidad de estos jugadores, también vieron con lágrimas en los ojos el prematuro final de un proceso menor. Algunos de ellos fueron Dylan Flores, Luis Sequeira y hasta los legionarios Gabriel Leiva y John Jairo Ruiz.

Si se analiza la planilla, el equipo parecía prometedor; con jugadores de primera división y otros que militan en equipos de Europa o Sudamérica; sin embargo, la colectividad nunca funcionó y, en lugar de una magnífica oportunidad para crecer como futbolistas, lo que obtuvieron fue un un golpe tan abollador como histórico.

20 años después. Desde la coyuntura de los Mundiales Sub-17 de Portugal 1991 y Sub-20 de Australia 1993, una generación costarricense no se ausentaba de sus dos citas mundialistas. O iba a una, o iba a otra. En muchos casos a las dos.

“Sin duda, esto no es lo mejor. Se perdió una generación, porque no fuimos al Mundial Sub-17 y ahora no vamos al Sub-20. ”, dijo el técnico del equipo Jafet Soto.

“No ir al Mundial no es lo más importante, porque se puede ir con otro equipo en dos años. Lo que importa es que se pierde la experiencia internacional y eso en el futuro marca diferencia en un proceso eliminatorio mayor”, expresó.

El presidente de la Comisión de Selecciones, Adrián Gutiérrez, compartió a medias las declaraciones de Soto. “Hay argumentos para poder tildar a esta generación como una que no marcó huella. Pero no hay que olvidar que los procesos menores no acaban aquí. Este equipo debe enfrentar el proceso olímpico, que inicia la otra semana con los Centroamericanos. Todavía hay algo que rescatar”, explicó.

Ambos coincidieron en que la falta de fogueos en el extranjero, es uno de los factores clave del fracaso.Colaboró con la entrevista de Jafet Soto Harold Leandro

  • Comparta este artículo
Deportes

Una prometedora generación que se podría quedar en nada

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota