Deportes

Lo que fue de impacto en 2013

Actualizado el 02 de enero de 2014 a las 11:58 pm

Deportes

Lo que fue de impacto en 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Buenos Aires

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

Fue el año del fútbol alemán, de las clasificaciones al Mundial, del Bayern Múnich, de la resurrección de Brasil, del primer pase de 100 millones de euros, de los entrenadores argentinos, de Colombia cuarta en el ranquin y sensación de la Eliminatoria, de las protestas en Copa Confederaciones...

Mayo alemán. El 26 de mayo fue el día del orgullo futbolístico alemán, cuando el Bayern y el Dortmund protagonizaron la final de Europa, ganada por el club de Gerd Müller y Franz Beckenbauer. Veintidós millones y medio de alemanes (récord) y 150 millones más en 200 países la vieron por TV. No fue un juego inolvidable, sí la cristalización de un cambio en la relación de poder del fútbol: Alemania pasaba otra vez a ser la fuerza dominante, luego de muchos años en un segundo plano. Bayern marcó un hito con su cuádruple corona. Equipazo.

Junio brasileño. El 30 de junio, Brasil aplastó a España y ganó la Copa Confederaciones, dando una alegría a la torcida, y a la vez retomando el papel de favorito para ganar el Mundial 2014, algo que antes de esa copa no parecía verosímil. Brasil llegaba devaluado como nunca: había caído al puesto 22 del ranquin mundial.

Julio argentino. El 23 de julio, el FC Barcelona oficializó la contratación de Gerardo Martino como entrenador, quien terminaba de ser campeón argentino con Newell's Old Boys. El Tata se tiró al agua en un mar de incredulidad, pero nadó, nadó y llegó a fin de año puntero en España y en Champions.

Un galés, el pase récord. Causó estupor casi cuando se supo que el Real Madrid compraría la ficha de Gareth Bale, al Tottenham, por 100 millones de euros. Pero tras muchos tironeos, se concretó. Ni brasileño ni argentino ni holandés: un galés es el pase más millonario de la historia de este juego.

La sorpresa: Bosnia. Al pequeño estado balcánico, de apenas cuatro millones de habitantes le tocó el pobrísimo grupo “G” de la eliminatoria europea. Estaban Grecia, Eslovaquia, Lituania, Letonia, Liechtenstein... Lo aprovechó al máximo y clasificó directo al Mundial. Será el único debutante de la Copa, 19 años después de la guerra que destruyó el país.

PUBLICIDAD

Colombia, lujosa y cuarta. Fue la mejor selección de Suramérica en la eliminatoria y trepó en el ranquin. No cuenta solo el pasaje al Mundial, jugó un fútbol edificante, mezcla de belleza y contundencia. Y armó un equipo con altas pretensiones mundialistas.

Cara y cruz. Ambas en Ecuador. Cruz, la muerte incomprensible del goleador Christian Benítez, con apenas 27 años y sin el menor presagio. Se extinguió en dos horas. Una pérdida inmensa. Cara, el fútbol devastador de Jefferson Montero, fenomenal encarando defensores, letal en el mano a mano. Posee una terrible combinación de potencia y habilidad. Frena, engancha, amaga, arranca, vuelve a frenar... Pesadillesco. Ojalá repita en el Mundial todo lo de la eliminatoria.

Protestas sociales. Fueron el inesperado marco que envolvió a la espectacular Copa Confederaciones. Millones se congregaron en los alrededores de los estadios a protestar por los gastos desmesurados para el Mundial y la falta de hospitales y escuelas. De cara al Mundial puso un toque de preocupación que sigue latente.

Increíble. El descenso de Independiente. El siete veces campeón de América bajó por primera vez en 108 años de vida. Club de los grandes cracks y las conquistas heroicas, nunca tan lejos de su gloria.

Notable. El boleto mundialista logrado por Costa Rica. Lograr un cupo dos fechas antes del final, en un hexagonal y jugando contra Estados Unidos y México, es altamente meritorio. Gran faena de Jorge Luis Pinto, sin duda.

Todo tiene un final... Este año marcó el adiós del entrenador más exitoso de la historia del fútbol: Sir Alex Ferguson. Fueron 45 títulos en 38 años de dirección técnica. Sus equipos tuvieron la impronta del carácter. Fue el rey de ganar de visitante, de dar vuelta a partidos en los descuentos, de los triunfos clásicos. Es un prócer de este deporte.

¿La última sonrisa...? Cuando tal vez ni él mismo lo esperaba, un recodo en el camino le dio a Ronaldinho una alegría inolvidable y postrera: ganar la Libertadores con Atlético Mineiro. Merecidísimo por ser un jugador que dio todo a los públicos del mundo. Si existe el jugador-espectáculo, ese es él.

Cuatro Balones, cinco desgarros. Comienzo de año brillante para Lionel Messi: el 7 de enero marcó un récord al ganar su cuarto Balón de Oro consecutivo. Y un arranque a todo gol. Pero lo azotaron las lesiones: cinco desgarros en el año. Jugó poco y muchos partidos disminuido. Así y todo marcó 45 goles, fue goleador de la liga española y de la eliminatoria suramericana.

PUBLICIDAD

Suecia 2-Portugal 3. Aún sin ganar títulos, Cristiano Ronaldo tuvo un año amistoso con la red: 69 anotaciones. Muchas veces empujándola debajo del arco. Sin embargo, la noche que le dio a Portugal el pase al Mundial fue fabuloso: tres goles sensacionales, corridas notables, definiciones espectaculares. Y de visita. Lo mejor de su carrera.

Inglaterra, a sus pies. Todos los fans ingleses llegaron a pedir que expulsaran a Luis Suárez de la liga inglesa por sus inconductas. Pero Liverpool no le hizo caso a nadie y lo sostuvo: hoy es por lejos el mejor jugador de la Premier. Colosal lo que juega. Y evoluciona fecha tras fecha. Entre los cuatro o cinco mejores del mundo, sin nada de duda.

“Gol de San Lorenzo, Santidad...” Nadie lo esperaba: el 13 de marzo fue electo Papa un argentino, Francisco. Y no podía ser de otro modo, tenía que ser futbolero. Socio del Ciclón y sabe de fútbol.

  • Comparta este artículo
Deportes

Lo que fue de impacto en 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota