Deportes

La ilusión tica también sabe viajar en dos ruedas

Actualizado el 06 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Deportes

La ilusión tica también sabe viajar en dos ruedas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Álvaro Clark, Gerardo Mora, Roberto Mora y sus hijos Roberto y Pablo, de Gravilias de Desamparados, parte de los motorizados. | ABELARDO FONSECA
ampliar
Álvaro Clark, Gerardo Mora, Roberto Mora y sus hijos Roberto y Pablo, de Gravilias de Desamparados, parte de los motorizados. | ABELARDO FONSECA

Paso Canoas. La ilusión tica también sabe viajar en dos ruedas y lo demostró ayer con cinco aficionados que, a bordo de cuatro motocicletas, se sumaron a la misión de apoyar a la Tricolor en Panamá.

En medio de autobuses, camiones y carros, Roberto Mora esperaba pacientemente junto a sus dos hijos, un sobrino y un amigo porque ni las 12 horas que les quedaban de recorrido pudieron con el sentimiento de aventura por la larga travesía.

“Todos los años venimos a la frontera a comprar los estrenos de diciembre. El año pasado postergamos el viaje para que coincidiera con el partido y así poder ver en Panamá el triunfo de la Sele”, aseguró este desamparadeño.

Aunque los costos de esa forma de viaje se asemejan mucho a los de cualquiera de las muchas excursiones que ayer rodaban hacia Panamá, Mora aseguró que el tipo de experiencia es otra.

“Yo calculo que sin darnos lujos y gastando en lo necesario pueden ser unos ¢150.000 por persona más o menos, porque las motos son económicas. Ya tenemos la entrada en mano para el partido, así que solo nos queda esperar que todo salga bien.

“Vamos a ir parando para refrescarnos, para conocer... Esto no es una carrera, nos vinimos con tiempo necesario para disfrutar, ver el paisaje que nos ofrece nuestra hermana república”, añadió el motociclista.

Tradición. Si bien este es el primer viaje internacional que hace con su familia, Mora explicó que le inculcó a sus hijos, desde eran pequeños, la pasión por el motociclismo.

“Con mis hijos es la primera vez que salgo del país y lo hago porque ya están más grandes, cuando yo era más joven lo hacía con mis hermanos y otros amigos.

“Ahora les estoy inculcando andar en motocicleta de la forma más responsable, sin drogas ni alcohol y a un ritmo que podamos llegar, porque despacio llega uno a cualquier lado”, añadió Mora.

El líder del grupo esperaba arribar a su destino a eso de la medianoche de ayer; pero, más aún, esperaba que pudieran hacer el viaje de vuelta con una sonrisa en el rostro.

PUBLICIDAD

“Yo espero que los jugadores vean el sacrificio de esta afición y pongan de su parte para sacar la victoria, porque viajar 800 kilómetros para ver una pérdida se nos hace muy largo el viaje...”, finalizó.

  • Comparta este artículo
Deportes

La ilusión tica también sabe viajar en dos ruedas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota