Deportes

Columna de Barraza

El auge de los entrenadores argentinos

Actualizado el 07 de febrero de 2014 a las 12:00 am

Deportes

El auge de los entrenadores argentinos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Buenos Aires

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

“La victoria del Valencia de Pizzi sobre el Barça de Martino fue aprovechada por el Atlético de Simeone...” Palabras más, menos, informaba un cable sobre la última fecha de la liga española. Ponía de manifiesto el feliz momento del Atlético de Madrid (líder después de 18 años) y el auge de los DT argentinos, en España y en el mundo.

Tres técnicos de los cuatro clubes más importantes de España son del país del tango. Un cuarto, Gabriel Calderón, acaba de tomar al Betis en situación desesperante, último, aunque el domingo logró su primer triunfo. Es el DT argentino número 48 que arriba al fútbol español. Antes estuvieron Helenio Herrera, Roque Olsen, el Toto Lorenzo, Di Stefano, Menotti, Cantatore, Valdano, Cúper, Bianchi, Basile, Pastoriza, Bielsa, Solari, Veira y un largo etcétera.

No es un fenómeno nuevo: desde 1935 los entrenadores argentinos han inundado el mapa del fútbol. Tal vez nunca como ahora se percibe su presencia masiva.

Cada vez que se está por nombrar un técnico de selección en América aparece como candidato un gaucho. Hoy mismo Bielsa suena en Perú y Gareca en Paraguay.

Simeone es el argentino número 11 que dirige al Atlético de Madrid. Todo comenzó en 1935, cuando Guillermo Stábile, goleador del Mundial del 30 que había jugado en Italia y Francia, asumió como orientador del Red Star de París y lo llevó a Primera. Estuvo hasta 1939. En la Copa del Mundo de 1938 integró el cuerpo técnico de Vittorio Pozzo, en la Italia campeona. Volvió a la patria y dirigió por años a la albiceleste , ganando seis veces la Copa América.

En los 40 y 50 hubo nombres de máxima resonancia en Europa como Renato Cesarini, Yiyo Carniglia (bicampeón de Europa con el célebre Real Madrid de Di Stéfano y Puskas), Alejandro Scopelli, autor de Yo, Mister , libro de cabecera para todos los entrenadores; Helenio Herrera, el creador del multicampeón Inter de Milán.

Ellos dejaron una profunda huella y abrieron el camino a cientos de compatriotas.

Ecuador, tal vez el país con más estrategas argentinos en toda la historia junto con Chile, tiene actualmente ocho en Primera División sobre un total de 12 clubes, entre ellos los tres más grandes: Barcelona, Emelec y Liga de Quito. Gustavo Quinteros hilvanó con Emelec su cuarta estrella de campeón, antes logró tres en Bolivia.

PUBLICIDAD

El primero de los 13 argentinos que lograron ser campeones dirigiendo en Ecuador fue Eduardo Spandre en 1957, también con Emelec.

En Chile hay nueve, seis en clubes, Jorge Sampaoli en la selección, Hugo Tocalli a cargo de las juveniles de la Federación Chilena y Claudio Vivas de la Sub-20. Eduardo Berizzo se coronó con O’Higgins en diciembre. Catorce lograron el título desde 1942.

Tres hay en Perú, entre ellos Ángel Comizzo, quien ganó el título con Universitario. En Sporting Cristal acaba de desembarcar Daniel Ahmed, en quien advertimos un luminoso futuro en este campo.

También son tres en México (Mohamed en el América) y lo mismo en Venezuela y Costa Rica.

Este país hospedó la sabiduría de Carlos Peucelle, el creador de La Máquina de River, quien dio la vuelta olímpica con el Saprissa. Y al Bocha Maschio, un grande que el próximo día 20 cumple 81 años y está perfecto. Después de ganar la Copa América con Argentina, Maschio jugó el Mundial 62 para Italia.

Dos trabajan en Colombia (Pekerman y el Zurdo López), igual que en Bolivia, Honduras, El Salvador y Guatemala. Finalmente uno en Paraguay, aunque dos o tres años antes llegó a haber seis en la tierra de Chilavert. Y varios dirigieron la selección guaraní. El primer DT de la Albirroja , en 1921, fue el Negro Laguna, gran personaje huracanense. ¡Y debutaron ganándole a Uruguay..!

Hoy suman más de 50 profesionales por el mundo y la mayoría con muchísimo éxito.

Héctor Cúper, dos veces finalista de la Champions League con el Valencia, dirige al Al Wasl de Emiratos Árabes; Sergio Batista acaba de regresar del Shanghai Shenhua, de China; a Mauricio Pochettino le va bien en el Southampton inglés. Iván Sopegno viene de ser tricampeón en Comunicaciones de Guatemala. Daniel Luengo está con el Panthers FC de Guinea Ecuatorial...

Y hay otros muchos listos para partir (Gustavo Costas, Cappa, Insúa, Gallego, Falcioni, Trossero, Almeyda). Esto no pasó nunca, ni con los técnicos yugoslavos, antiguamente muy apreciados. El segundo país con más técnicos exportados seguramente es España, aunque no llegará a diez.

Hay una demanda cada vez mayor por contratar entrenadores argentinos. América está regada. Se los ve en otros continentes y hasta en lugares exóticos. Se los tiene como buenos conductores de grupos, actualizados, y en general se valora su conocimiento del juego.

PUBLICIDAD

Luciano, amigo español, me pregunta las razones de este suceso. “¿Dónde se capacitan? En España la escuela de formación técnica para entrenadores es excelente y la regenta la Federación Española…

“El Ajax tiene un escuela de formación famosa y los demás países europeos, cada uno a cual mejor. Pero Argentina tiene una nube de técnicos fantásticos y nunca se oye hablar del lugar de formación”.

Hay escuelas, desde luego, pero el mejor aprendizaje se adquiere en la discusión del café de la esquina, en la canchita del barrio, en la tribuna, en la charla de fútbol a toda hora y en cualquier lugar.

Es un hecho cultural que parte desde la pasión: todo argentino, en el fondo, se ve técnico de fútbol.

  • Comparta este artículo
Deportes

El auge de los entrenadores argentinos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota