Deportes

Rival de México en el repechaje

Nueva Zelanda alimenta el sueño de ir al Mundial con un largo proceso

Actualizado el 12 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

La mayor parte de los jugadores cuentan con la experiencia de Sudáfrica 2010

Formación de los oceánicos está llena de dudas, aunque la cautela imperará

Deportes

Nueva Zelanda alimenta el sueño de ir al Mundial con un largo proceso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Una selección con un proceso de ocho años y plagada de mundialistas será la última aduana mexicana en su empedrada lucha por lograr un campo en Brasil 2014.

Nueva Zelanda encarará el repechaje ante los aztecas con un plantel en el que 13 de sus 23 hombres ya conocen lo que es participar en la máxima cita futbolística.

Asimismo, el entrenador Ricki Herbert está al mando del equipo desde 2005, aunque la inactividad de la selección durante el mismo periodo le permitió dirigir en algún momento a los clubes locales que disputaron la liga de Australia.

Los dos hechos contrastan con los vividos por los norteamericanos, quienes apenas contarán con cinco mundialistas en su plantel y estrenarán a su cuarto técnico en el actual proceso eliminatorio.

Sin embargo, lo anterior no revierte el anonimato que existe alrededor de los oceánicos y que pone a los mexicanos como favoritos en la serie a doble partido que arrancará mañana en el Estadio Azteca.

Nómina. La semana anterior, Nueva Zelanda confirmó la baja del defensor y capitán Winston Reid para el repechaje ante México.

Los seleccionados neozelandeses arribaron a México ayer por la noche. Horas antes realizaron entrenamientos en Carson, California, como forma de adaptarse al calor que encontrarán en el Distrito Federal.   |  AFP
ampliar
Los seleccionados neozelandeses arribaron a México ayer por la noche. Horas antes realizaron entrenamientos en Carson, California, como forma de adaptarse al calor que encontrarán en el Distrito Federal. | AFP

Al margen de él, los llamados para los dos trascendentales juegos corresponden a los mejores hombres con que cuentan los All Whites en la búsqueda de su tercera incursión en una Copa del Mundo.

En el Coloso de Santa Úrsula, es probable que Herbert apueste por una línea de tres defensores, pero con laterales muy cautelosos en sus labores ofensivas, formando más bien una de cinco.

Tomando como parámetro los partidos eliminatorios y los tres fogueos oficiales que realizaron desde marzo, la zaga estaría compuesta por Tommy Smith, Ivan Vicelich y Ben Sigmund.

Los tres defensores tienen en común la participación en el pasado Mundial de Sudáfrica 2010.

El veterano Tony Lochhead se encargaría de las funciones por la banda izquierda, mientras su compañero por la banda contraria aún es una incógnita.

Herbert podría plantear un bloque muy compacto en la media cancha, donde Michael McGlinchey tomaría el rol de contención.

De ser necesario, Jeremy Christie acompañaría a este último en el trabajo de destrucción de juego.

Sin duda la mejor arma de los neozelandeses será el juego físico y aéreo, debido a la contextura de su figuras ofensivas.

PUBLICIDAD

La cuestión pendiente de confirmar es si habrá dos “torres” merodeando el área de los mexicanos, o si por el contrario, uno de esos hombres se recargará por un costado como lo puede hacer Leo Bertos.

La gama de opciones para la zona ofensiva es amplia, por lo que el seleccionador podría mantener la confianza en Rory Fallon y Shane Smeltz, o bien, dar lugar a hombres más jóvenes como Kosta Barbarouses, Chris Wood o Marco Rojas.

Las interrogantes encontrarán respuesta en la altura del Distrito Federal a partir de las 2: 30 p. m.

  • Comparta este artículo
Deportes

Nueva Zelanda alimenta el sueño de ir al Mundial con un largo proceso

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota