Deportes

Atletismo

Mundial de Atletismo de Londres se volvió gris por bajas marcas

Actualizado el 09 de agosto de 2017 a las 09:55 pm

Las marcas han estado bajas; lo bueno es el gran número de espectadores

Deportes

Mundial de Atletismo de Londres se volvió gris por bajas marcas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Mohamed Farah (der.) se clasificó ayer a la final de 5.000 m, que se disputará este sábado a la 1:20 p. m. en el Mundial de Atletismo de Londres. Lo felicita el corredor belga Bashir Abdi. | AFP

Londres. AFP Londres 2017 deja por ahora un sabor agridulce. Por un lado, nunca un mundial de atletismo tuvo tanto público; por otro, la caída de Usain Bolt y las flojas marcas dan un tono gris a la competencia.

El Mundial comenzó de forma esperanzadora. Los organizadores anunciaron que estaban vendidas 700.000 entradas, ridiculizando el anterior récord de asistencia, fijado en Berlín 2009 con 417.000 personas.

No obstante, a nivel de competencia, las sensaciones no han sido las mismas.

La carrera masculina de 100 metros, la prueba reina del Mundial, vio como Usain Bolt, invicto en esta disciplina, cedió su corona después de haberse impuesto en todas las finales de grandes eventos desde los Juegos de Pekín 2008.

Bolt fue bronce, mientras que el oro fue para el “malquerido” estadounidense Justin Gatlin, con una marca mediocre de 9.92, lejos de los 9.58 colocados como récord del mundo por el jamaicano en Berlín 2009.

Sebastian Coe, presidente de la IAAF, reconoció que ganara Gatlin, de 35 años y suspendido cuatro años por dopaje entre 2006 y 2010, “no fue el mejor guion” para la carrera.

Gatlin debió soportar los abucheos del público antes de la carrera y durante la entrega de premios.

Más allá de esos 100 m, ninguna de las marcas de este Mundial ha sido destacable.

En la final de 400 m, el sudafricano Wayde Van Niekerk, señalado como sucesor de Bolt, defraudó pese a ganar oro, con un tiempo mediocre de 43.98.

Van Niekerk destrozó un año antes el récord mundial de 400 metros, en la final de los Juegos de Río 2016, con 43.03, superando la plusmarca que el estadounidense Michael Johnson conservó durante 17 años.

Queda como punto de interés ver si Van Niekerk es capaz de hacer el doblete de 200 y 400 metros, con lo que igualaría a Johnson, que lo logró en el Mundial de Gotemburgo 1995 y en los Juegos de Atlanta 1996.

Ahora casi todo el interés está fijado en las pruebas de fondo, para ver si el británico Mohamed Farah y la etíope Almaz Ayana completan el doblete de 5.000 y 10.000 metros.

  • Comparta este artículo
Deportes

Mundial de Atletismo de Londres se volvió gris por bajas marcas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota