Deportes

Copa del Rey

Un Madrid brillante trituró al Barcelona

Actualizado el 27 de febrero de 2013 a las 12:00 am

Dos anotaciones de Cristiano Ronaldo y otra de Rafael Varane redondearon la tunda

El cuadro azulgrana quedó desnudado y enmudecido en el propio Camp Nou

Deportes

Un Madrid brillante trituró al Barcelona

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Declaraciones de Jordi Roura, actual técnico del Barça.
                         Con un impresionante salto, el francés del Real Madrid, Raphael Varane, se levanta entre los barcelonistas Carlos Puyol (i.) y Gerard Piqué para ganar el balón y marca el tercer y lapidario tanto de los blancos en el Camp Nou. | AP
ampliar
Con un impresionante salto, el francés del Real Madrid, Raphael Varane, se levanta entre los barcelonistas Carlos Puyol (i.) y Gerard Piqué para ganar el balón y marca el tercer y lapidario tanto de los blancos en el Camp Nou. | AP

Barcelona. Con un gran Cristiano Ronaldo, autor de dos tantos, el Real Madrid desnudó al Barcelona para firmar su pase a la final de la Copa del Rey (1-3), en un juego en el que el equipo de Jose Mourinho le dio una lección a los azulgranas, que volvieron a ofrecer una errática actuación.

Los madridistas leyeron a la perfección el encuentro y no le dieron opciones a los barcelonistas, un equipo sin capacidad de respuesta y que volvió a encallarse ante un rival organizado, algo que ya ocurrió en la última eliminatoria de Champions en Milán.

Desactivado Messi, el Barcelona nunca encontró respuestas entre la telaraña blanca.

Fue un partido ya visto, no solo esta temporada , sino de otras campañas, en las que el Barça tiene el control, pero se muestra indolente ante a un rival que juega a la contra, enjaula a Messi y se adelanta en el marcador.

Estuvo el partido donde quería el Real Madrid desde el inicio. No estaba Villa, no hubo un nueve para fijar a los centrales, y Jordi Roura, o Tito Vilanova, decidieron que era el momento para volver a confiar en su once de gala.

Jose Mourinho dejó en el banquillo a Pepe y Benzema. Sabía que con espacios y aprovechando el gran momento de Cristiano Ronaldo, su equipo podía hacerle daño a un Barça muy errático, y así fue.

Messi apareció pronto, pero poco. Como enganche, no se sintió nunca cómodo.

Además, el Real Madrid aprovechó todos los errores del Barça.

Una arrancada de Cristiano por la derecha fulminó a los azulgranas. Se midió con Piqué en la carrera, entró en el área y después de una, dos, tres bicicletas, fue derribado por el central azulgrana. Penal, 0-1 en 13 minutos y una buena parte del trabajo hecho.

El control de la posesión no le dio ocasiones a los locales. Solo un remate de Iniesta (27’) y una falta lanzada por Messi (39’) ofreció el Barça hasta el final del primer tiempo.

Tras el descanso decidió Iniesta tomar las riendas de la situación, pero no fue suficiente.

PUBLICIDAD

Cuando más volcado estaba el equipo local, en una jugada el Real Madrid desnudó a los azulgranas.

Un despeje desde el límite de su área de Khedira se convirtió en un pase peligroso hacia Di María.

El argentino se midió con Puyol, el capitán barcelonista se resbaló y el balón cayó al lado de Cristiano Ronaldo, que volvió a ser letal y prácticamente decidió el pase a la final a media hora del final (0-2) .

Villa entró por Cesc, pero el Barça seguía encallado, mientras Varane que ponía el increíble 3-0. Recortó Barcelona por medio de Alba (89’), pero era demasiado tarde.

El futbol azulgrana despierta las dudas e impone una reflexión sobre el modo en el que afronta partidos de este calibre.

  • Comparta este artículo
Deportes

Un Madrid brillante trituró al Barcelona

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota