Deportes

Futbol internacional

Iker Casillas confesó los detalles de su relación con José Mourinho

Actualizado el 06 de octubre de 2014 a las 05:05 pm

Casillas rompió su silencio en temas de los que nunca ha querido hablar públicamente y dijo toda su verdad sobre situaciones del pasado que han derivado en la situación que sufre en su club.

Deportes

Iker Casillas confesó los detalles de su relación con José Mourinho

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Iker Casillas, durante el encuentro del pasado fin de semana ante el Athletic Club. (EFE)

Madrid, España

Iker Casillas asegura que se sintió aislado por el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en el peor momento de su relación con el portugués José Mourinho, desmintió que llamase a Xavi Hernández y Carles Puyol para pedir perdón y admitió que a veces se siente "como la peste".

Casillas rompió su silencio en temas de los que nunca ha querido hablar públicamente y dijo toda su verdad sobre situaciones del pasado que han derivado en el presente que vive en su club, con un sector de la afición en su contra que le silba hasta cuando realiza paradas, en entrevista con Iñaki Gabilondo, del Canal+ (Plus).

El portero destapó los problemas que tuvo con Mourinho, quien asegura que pasó de interesarse por él a diario a no volver a hablarle.

"La primera etapa fue muy buena, la última no tanto. Era una relación que no da más de sí. Tiene mi máximo respeto porque es entrenador, pero si hay una cosa que no te gusta, hay que debatirla. No quiere decir que seas más que tu entrenador, que es tu jefe " .

Reconoció que la suplencia con la que fue castigado en un juego contra el Málaga, en diciembre del 2012, le vino bien porque la tomó como un toque de atención. Sin embargo, antes llegó una llamada que, según Casillas, comenzó a enturbiar su relación con Mourinho.

"Se cuenta una historia que no es la real. Llamé a Xavi y a Puyol para echarnos la bronca mutuamente. No era normal la situación que estábamos teniendo en los clásicos. Era lamentable. Había mucha tensión; cada uno miraba por lo suyo, pero en aquella trifulca final se fue todo de las manos. Nosotros estábamos defendiendo a nuestro entrenador. Hablé con ellos, nos dijimos de todo. Ellos acusaban a compañeros que se excedían en el terreno de juego y yo les dije que ellos protestaban al árbitro".

Luego continuó: "Iker no pide perdón a Xavi, para nada. Muchos lo han querido vender así para que digan que el capitán del Real Madrid se baja los pantalones ante el del Barça. Lo hice porque no éramos ejemplo para el futbol y para los niños. Hablamos y fue tenso porque cuando íbamos a la selección nos teníamos que ver la cara y nos reprochábamos cosas unos a otros".

Asegura Iker que Mourinho nunca le dijo que le molestara esa llamada, y que aunque pedía que fuera de cara, la realidad fue distinta.

"Nuestra relación fue muy buena en el 2012. Le gustaba que fuésemos de cara y de frente; jugadores como Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo o yo siempre fuimos. En verano, la relación es fenomenal. En la Eurocopa hablábamos todos los días, pero se tuerce en la Navidad de ese año. No hubo problemas serios; los típicos de los vestuarios. Creo que había discrepancias, pero no mala relación".

Pesadilla para el arquero. Casillas puso en la mesa unas palabras de su mujer, la periodista Sara Carbonero -quien resumió el mal ambiente del vestuario-, como el hecho que se utilizó para poner gente en su contra.

"Sara no cometió un error. Le preguntan, es periodista y dice lo que todos decía en los días previos; se hace eco. Ella podría decir muchísimas cosas del vestuario, más de las que la gente piensa, pero solo se hizo eco de lo que se hablaba. No era una exclusiva. Me pareció fenomenal lo que dijo, pero desde ahí existe problema conmigo. La gente empieza a decir que soy el que pasa información a mi pareja para que la suelte. Nunca sucedió. Mourinho nunca me dijo nada de esto", explicó.

Fue cuando llegó la lesión más grave de su carrera, una fractura en la mano, en la que Casillas aseguró que se sintió más aislado de Florentino Pérez.

"Estuve dos meses fuera. Es cuando empiezo a ver un movimiento que me causa sorpresa. Todo el día se habla de Casillas estando lesionado. Vi demasiada suciedad, me llamaban filtrado y traidor".

"Me quedé un poco aislado; con estas lesiones no tienes convivencia con el equipo. Quería estar dentro y lo pedí. Lo que más me dejó preocupado es que estaba lesionado. Intentabas meterte en el equipo y hubo ruedas de prensa que fueron las mejores por parte del entrenador. Me sentí aislado", agregó.

Ahí comenzó la resignación de Casillas, cuando se extendió que era un topo.

"Es un poco injusto, pero entiendo que la gente ha empezado este movimiento y tienes que aceptarlo. Quiero pensar que el entrenador y el presidente no lo pensaban", dijo Iker, quien no ocultó que esta corriente le produjo un dolor que no oculta.

"Sí duele porque llevas aquí desde los 9 años, 15 en el primer equipo. El público es soberano, pero uno tiene su corazoncito y también te duele. Siempre estarás cuestionado y más en el Real Madrid. A lo mejor tenía que haber hablando en su momento y haber contestado a Mourinho. Opté por el bien del club y guardar silencio. Daba más rabia a la otra parte que pasara y no le echara más leña al fuego", dijo.

Iker Casillas sufrió cinco goles en el debut de España ante Holanda. El portero fue blanco de duras críticas durante la Copa.
ampliar
Iker Casillas sufrió cinco goles en el debut de España ante Holanda. El portero fue blanco de duras críticas durante la Copa. (AFP)

Fuera de la Casa Blanca. Por lo anterior, Iker llegó a pensar en abandonar el Real Madrid, situación que sigue pasando por su cabeza en el ambiente que vive en el presente.

"Lo pensé y al día de hoy también cuando ves la situación que hay en el inicio de temporada. Si molestas, no quieres crear polémica con nadie. Eso piensas en voz baja, pero en tu interior dices: ¡qué narices, de eso nada! Hay que competir y luchar tras 15 años en el primer equipo. Esforzarme para renacer de mis cenizas".

Casillas quiso dejar claro que nunca pidió el cese de Mourinho a Florentino Pérez.

"Los capitanes hablamos con el presidente temas del vestuario. No pedimos jamás que se fuera Mourinho, todo lo contrario. Como entrenador ha sido entre los dos mejores que he tenido. Diferente, osado, con carácter".

También comentó que nunca se ha entrenado mal, como se comenzó a decir por declaraciones de Mourinho y Aitor Karanka.

"Es otro bulo. La gente que hemos tenido el talento innato desde pequeños, lo tienes y no lo vas a perder, hay que cuidarlo. No necesito ir al gimnasio a hacer dominadas y mil fondos. Lo he hecho y no me viene bien. No tengo cuerpo escultural, pero si unas piernas fuertes desde pequeño":

Confirmó que la relación con Álvaro Arbeloa, compañero de equipo y antes de Selección, está rota.

"Tenemos discrepancias en cuanto a visiones en el equipo, pero no es en el momento en que Álvaro me lesiona. Al día de hoy, la relación no es como la de hace cinco años, pero es educada y de respeto uno con el otro. Como un compañero de trabajo".

El arquero finalizó la entrevista mostrando su ilusión por seguir en La Roja y quitarse el mal recuerdo que le dejó el Mundial de Brasil en la próxima Eurocopa.

"Estoy soñando con Francia 2016 porque el pasado Mundial me dejó tocado. No fue el Iker Casillas que estaba acostumbrado a sentir. Tengo una espinita clavada. Podría decir que he ganado dos Eurocopas y un Mundial con un papel positivo, pero todos nos quedamos con lo último y no me ha gustado el papel que hice en el Mundial. Lucharé para estar en la Eurocopa siendo cauto, humilde y teniendo los pies en la tierra", concluyó.

  • Comparta este artículo
Deportes

Iker Casillas confesó los detalles de su relación con José Mourinho

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota