Deportes

Cierre de la fase de grupos

Guatemala se llevó el invicto y dejó el silbido

Actualizado el 23 de enero de 2013 a las 12:00 am

Un gol al 89’ le arrebató a la Tricolor su marca perfecta en el torneo regional

Una vez más la Sele se quedó muy corta en su propuesta ofensiva en la cancha

Deportes

Guatemala se llevó el invicto y dejó el silbido

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El limonense Delbert Cameron salta por la pelota con el defensor guatemalteco Elías Vásquez. | ABELARDO FONSECA
ampliar
El limonense Delbert Cameron salta por la pelota con el defensor guatemalteco Elías Vásquez. | ABELARDO FONSECA

Guatemala se llevó el invicto de Costa Rica y solo le dejó el silbido de una afición que otra vez se fue a su casa sin ver al equipo que esperaban en este torneo.

El agónico empate de los chapines al filo del pitazo final dejó en la gradería un enorme vacío, ya alimentado por dos presentaciones previas que tampoco alcanzaron para la tarea de convencer.

Una vez más la misión se le antojó imposible a una Selección que de nuevo se quedó corta en su propuesta ofensiva, esta vez condicionada además por un rival que por primera vez la puso a trabajar minutos extra en defensa.

Y lo hizo por el impulso de la obligación, pues cualquier resultado diferente de la victoria significaba el repechaje para Guatemala.

Fue así como la Sele tuvo anoche su primera prueba en defensiva en todo el torneo, porque está claro que Belice y Nicaragua fueron más un ensayo para el libreto de ataque, y hay que decir que la pasó mal.

Los primeros minutos del partido fueron de asedio guatemalteco, con un equipo volcado al ataque y una Tricolor que padeció los despistes de José Salvatierra por derecha, desenchufado durante buena parte del arranque.

Así, Guatemala le apostó a ese flanco para llevar peligro, siempre con la esperanza de que algún centro encontrara una cabeza cómplice en el área tica. No pasó.

Más bien, Costa Rica supo componerse y robar la pelota, gracias a eso Jairo Arrieta abrió el marcador al 11’, con un gol que por un momento invitó a una tranquilidad que al final nunca llegó.

Sin peso. Jorge Luis Pinto volvió a apostarle a la rotación y por primera vez dejó en el banquillo a Celso Borges y Ariel Rodríguez, su pareja en la contención y que además improvisa en las labores creativas.

En su lugar, Yeltsin Tejeda y Luis Miguel Valle debutaron en el torneo, los dos fajados en defensiva pero poco dadivosos arriba.

Solo con esa variante la mediana fluidez que la Tricolor había exhibido en sus compromisos previos se perdió, pues sin Borges el equipo no encontró a su voz de mando.

PUBLICIDAD

Delbert Cameron y Rodney Wallace otra vez le aportaron poca salida al equipo, y Arrieta se desinfló en medio de la exigencia del esquema por hacer de él un pivote.

Con esa ligereza en ataque, Guatemala volvió a tomar brios: otra vez fue más incisiva en el ataque que el conjunto local, ahora enfocado en cuidar la parte baja.

Los chapines se llenaron de remates desviados e incontables tiros de esquina, sin que de verdad se sintiera la posibilidad del empate.

Pero pasó. En un descuido por derecha, a Salazar se le filtró un centro y Salvatierra perdió la marca de José Contreras: gol al 89’.

Ahí, al puro final, se fue el invicto y estalló la silbatina, porque otra vez se quedó debiendo, solo que esta vez se hizo sin ganar.

  • Comparta este artículo
Deportes

Guatemala se llevó el invicto y dejó el silbido

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota