Deportes

España-Italia: un partido de cuentas pendientes

Actualizado el 27 de junio de 2013 a las 08:15 am

El veterano delantero italiano Alberto Gilardino sustituirá al lesionado Mario Balotelli.

Deportes

España-Italia: un partido de cuentas pendientes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El volante de Italia, Andrea Pirlo (derecha) conversa con su compañero Riccardo Montolivo durante el entrenamiento de ayer miércoles en Forteleza. (AFP)
 

Fortaleza, Brasil

España e Italia afrontan su partido de semifinales de la Copa Confederaciones de hoy jueves (1 p. m. hora de Costa Rica) con cuentas pendientes: los primeros quieren ganar y medir su hegemonía con Brasil en Maracaná, los segundos quieren primero limpiar su honor por la derrota 4-0 en la final de la Eurocopa.

Aquella Italia en transición entre el tacaño catenaccio y la generosidad que encarna el líder del equipo, Andrea Pirlo, sigue pensando que aquel partido fue un castigo demasiado severo.

“Después de jugar partidos muy buenos en el Europeo, la final fue una verdadera desilusión, casi fue surrealista”, recordó Gianluigi Buffon, el arquero titular de Italia.

“Queremos mostrar que la diferencia entre nosotros y ellos no es tan grande como se vio en el europeo, aunque España es la referencia porque son un equipo excelente”, concluyó Buffon.

“Aquello fue un partido perfecto, en todas las facetas del juego, pero es pasado”, dijo a la prensa Jordi Alba, el lateral del FC Barcelona que anotó el 2-0 en aquella final.

El partido se disputará este jueves en Fortaleza y, busquen lo que busquen, ya saben quien espera a la vuelta de la esquina: Brasil, en el legendario estadio Maracaná.

Esa es la cuenta pendiente de España: darle lustre a su hegemonía de los últimos cinco años (dos Eurocopas y un Mundial), midiéndose por fin a la cinco veces campeona del mundo y en su casa.

Los brasileños se impusieron ayer miércoles 2-1 a Uruguay en las semifinales y a nadie se le ocurre hablar de jogo bonito: aquí de lo que se trata es de evitar Maracanazos como el de 1950, por la vía civil o la criminal. 

En sus cuatro partidos ha hecho más faltas que nadie, 80, cincuenta más que España, que no se embarra salvo que el rival lo pida a gritos.

“El mundo está esperando una final entre Brasil y España”, dijo el atacante brasileño Fred lanzando el guante a los españoles.

La final, el domingo 30 de junio en el estadio Maracaná de Río de Janeiro a las 7 p. m. (4 p. m. hora de Costa Rica).

PUBLICIDAD

El perdedor, en cambio, tendrá que aplazar sus muy deseadas vacaciones para afrontar un triste partido por el tercer o cuarto puesto en Salvador de Bahía, el domingo a las 4 p. m. (1 p. m.).

Italia llega al partido de semifinales con las bajas de dos milaneses, el defensa Ignazio Abate y el atacante estrella Mario Balotelli, de regreso ya a Italia porque ninguno de los dos hubiera estado listo para la final en caso de que venzan a España.

“No hay que dramatizarla (la baja de Balotelli) porque tienen hombres de las mismas características”, dijo el técnico español Vicente del Bosque en conferencia de prensa en el estadio Arena Castelao de Fortaleza.

El veterano delantero italiano Alberto Gilardino sustituirá a Balotelli.

“Gilardino va a jugar”, dijo Prandelli sobre el jugador del Bolonia de 30 años.

“Se puede confiar en él, es un punto de referencia en el equipo y además mete goles”, explicó Prandelli.

Parece muy probable que Prandelli recupere a otro jugador del AC Milan, el volante creativo Andrea Pirlo, alma y cerebro del equipo, que se perdió el partido de la última fase ante Brasil, (4-2) pero que el martes se entrenó con normalidad.

Pirlo “es un jugador de clase mundial, lleva la manija del equipo, es capaz de meter un pase de 30 metros perfecto, lanzar una falta, controlar el tiempo del partido, creo que es el jugador sobre el que gira Italia”, dijo el volante español Sergio Busquets en conferencia de prensa este miércoles.

Por parte española, el volante Cesc Fábregas (Barcelona) y el delantero centro Roberto Soldado (Valencia) parecen recuperados y se entrenaron con normalidad este jueves, tras sufrir problemas musculares en el anterior partido, ante Nigeria.

En caso de dudas, el técnico Vicente del Bosque podría optar por David Silva (Manchester City) y Fernando El Niño Torres para reemplazarlos porque se entrenaron normalmente toda la semana.

España llega más fresca al partido, porque su primera fase fue más cómoda y ha tenido un viaje menos que Italia, que en un país tan grande como Brasil equivale a un día perdido de trabajo.

Italia en cambio ha tenido un camino agotador hasta Fortaleza. Ganó a México 2-1, a Japón 4-3 y perdió ante Brasil 4-2.

PUBLICIDAD

Ante Japón perdía 2-0 y remontó; ante México empataba y marcó sobre la hora y a los brasileños les metió el miedo en el cuerpo con el empate a uno parcial y luego el 3-2.

  • Comparta este artículo
Deportes

España-Italia: un partido de cuentas pendientes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota