Deportes

Fútbol Internacional

Cuauhtémoc Blanco se despide esta noche del fútbol

Actualizado el 21 de abril de 2015 a las 05:28 pm

El futbolista es candidato del Partido Social Demócrata (PSD) al cargo de presidente municipal de Cuernavaca

Deportes

Cuauhtémoc Blanco se despide esta noche del fútbol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Cuauhtémoc Blanco es uno de los jugadores mexicanos más emblemáticos de los últimos años. (Archivo)

Cuauhtémoc Blanco, uno de los grandes referentes del fútbol mexicano, pone fin a su carrera esta noche al disputar su último partido como profesional en la final de la Copa Mx en la que su club Puebla enfrenta a Chivas.

Gane o pierda, Blanco se despide de las canchas de fútbol. A partir del miércoles comenzará una nueva etapa en su vida en un campo totalmente diferente: la política.

Blanco, de 42 años de edad, es candidato del Partido Social Demócrata (PSD) al cargo de presidente municipal de Cuernavaca, capital del sureño estado de Morelos.

Lo que vaya a ocurrir en esa nueva etapa está por verse, pero el legado de Blanco durante casi 23 años de carrera es imborrable.

Blanco ascendió a la máxima categoría y se formó con el América tras ser descubierto por un cazador de talentos del equipo.

Debutó un 5 de diciembre de 1992, en el estadio Nou Camp de León bajo la dirección técnica del entrenador argentino Miguel Ángel López. Empezó a brillar en 1994, cuando el holandés Leo Beenhaker tomó las riendas del club.

Sus buenas actuaciones fueron recompensadas con su primer llamado a la selección mayor, en 1995. El entonces técnico Miguel Mejía Barón lo convocó para un amistoso ante Uruguay, en San Diego.

De América salió por primera vez al finalizar el torneo Verano 97 y un año más tarde jugó en su primer Mundial, en Francia 1998 con el entrenador Manuel Lapuente y al término de esa Copa del Mundo, donde ayudó a México a llegar a octavos de final, regresó con las Águilas para un par de años más antes de emigrar al fútbol español.

Blanco tuvo un paso efímero con el Valladolid, en gran medida porque sufrió una devastadora lesión en la pierna derecha durante un partido ante Trinidad y Tobago, correspondiente a las eliminatorias para el Mundial de Corea y Japón 2002. La lesión no le impidió jugar su segundo Mundial, ahora bajo el mando de Javier Aguirre.

Blanco regresó al América para el Apertura 2002, pero volvió a salir del equipo un par de años después y jugó con el Veracruz durante seis meses antes de regresar a las Águilas para conseguir el único cetro de su carrera, en el Clausura 2005, al imponerse a los extintos Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara.

Luego de disputar la final del Clausura 2007, que perdió ante Pachuca, Blanco su fue al Chicago Fire de la MLS, donde estuvo dos años.

Regresó a México para jugar con Veracruz y luego pasó los últimos años de su carrera en la segunda división con el Irapuato, los Dorados de Sinaloa, Lobos BUAP. No fue hasta la pasada temporada en la que volvió a la primera división con Puebla.

Cuauhtémoc Blanco exjugador de la Selección de México.
ampliar
Cuauhtémoc Blanco exjugador de la Selección de México. (Archivo)

Después de jugar el Mundial de 2002, Blanco se perdió el Mundial de Alemania 2006 por una añeja rivalidad con el entrenador argentino Ricardo La Volpe.

Aguirre lo mandó a llamar para jugar como suplente en Sudáfrica 2010. Consiguió marcar un tanto para ser uno de dos mexicanos en conseguir goles en tres diferentes Copas del Mundo. El zaguero Rafael Márquez es el otro.

Junto con Javier Hernández, Blanco es también el segundo máximo goleador en la historia de la selección mexicana con 39 goles, sólo superados por Jared Borgetti (46).

Entre otros de sus logros está un campeonato de la Copa Confederaciones en 1999 y dos campeonatos en la Copa de Oro (1996 y 1998).

  • Comparta este artículo
Deportes

Cuauhtémoc Blanco se despide esta noche del fútbol

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota