Deportes

Perfil

Celso Borges: ‘Yo no me he puesto un techo, aún no hay límite’

Actualizado el 07 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Celso Borges

Deportes

Celso Borges: ‘Yo no me he puesto un techo, aún no hay límite’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

David Goldberg J.

dgoldberg@nacion.com

Da la impresión de que quien habla por el teléfono desde el otro lado del mundo es todo un veterano, pero no, es el volante Celso Borges, un joven de apenas 25 años de edad.

La madurez en su verbo, su profesionalismo futbolístico y los logros internacionales alcanzados hasta el momento, son los causantes de tal sensación.

Es que antes Celso era solo “el hijo de Guima”, pero muy rápido se independizó de dicha etiqueta. Y eso no es tan fácil, pues a algunos el peso del ADN los persigue durante toda la vida.

Pero en su caso, la evolución sobre la cancha ha llevado un ritmo meteórico, tanto que ahora el nombre Celso Borges ya se sostiene donde sea por si solo.

Con base en un rendimiento muy sólido y sumamente regular, se consagró titular en Saprissa desde que era un adolescente, se vendió a Europa con solo 20 años y dio el salto a una mejor liga a los 23, adonde ya es un futbolista bien conocido. Hasta se da el lujo de usar el “10”.

El costarricense es inamovible en el mediocampo del AIK , el segundo mejor equipo de Suecia en la temporada del 2013.

También, es indispensable en la zona de la cintura de la Selección Nacional, que estará en el Campeonato Mundial de Brasil 2014.

Borges corre con ambas camisetas los 90 minutos, marca con fiereza y mete goles, justo como si estuviera en una prueba definitiva para su carrera.

Quizás así percibe debe ser cada partido que disputa, y aunque por teléfono desde el otro lado del mundo suene como un veterano, a los 25 años todavía hay mucho espacio para crecer.

¿Cuál es la evaluación que hace de esta temporada, en la cual el equipo termina de segundo lugar en Suecia?

Fue demasiado larga. Es que el año que tuvimos fue duro, porque hubo varias situaciones extrafutbolísticas que uno no se espera. El inicio no fue bueno, pero después de las cosas que pasaron, el equipo tomó otra actitud.

¿Cuáles fueron esas cosas?

Primero, que murió el portero titular (Ivan Turina, por infarto), luego hubo un problema con un defensa central que trajeron. Tenía problemas de... Bueno, tenía unos problemas y no llegó a un partido. Después, salió hablando en los periódicos unas cosas que nos sacaron un poco la energía y hasta nos eliminaron temprano de la Copa. Pero, lo hablamos, lo superamos e hilvanamos una serie de victorias que nos dieron estabilidad. Nos montamos sobre eso y por dicha el año pudo salvarse.

PUBLICIDAD

Aún con todo eso, unas fechas antes de terminar aún peleaban el título...

Sí, ganamos los últimos cinco partidos, pero antes perdimos los dos partidos directos con el que quedó campeón, en casa y de visita. Ahí está el detalle.

Celso Borges se posiciona como el tercer tico con mejor goleo en el continente europeo.
ampliar
Celso Borges se posiciona como el tercer tico con mejor goleo en el continente europeo. (Alexander Alvarado)

¿Son los partidos que se quedan en la memoria, que se repasan todo el tiempo?

Sí. Ese día contra Malmo en casa, nos anularon un gol válido, y en el partido de visita el portero tapó todo. En un campeonato largo hay que puntuar sí o sí contra los rivales directos.

El segundo lugar los clasifica a fase previa de Europa League, ¿cómo se siente tras volver a una competición continental?

Aún estamos en la fase previa. Todavía nos queda superar dos rondas para entrar a la fase de grupos, que es la de verdad. Si lo logramos, es muy bueno, porque estaríamos de nuevo en el ojo del huracán.

¿Cuánto más cree usted que puede mejorar?

Creo que no me he puesto un techo, aún no hay límite. Las cosas se han dado porque he tenido una buena preparación, tanto física como mental. No tiene otra cosa que ver más que con rendir y ser profesional, dormir bien, comer bien.

Da la impresión de que usted se toma muy en serio su carrera, que vive como un profesional. ¿Por qué llegó a verlo de esa manera?

Yo le puedo hablar de mis compañeros en la Selección y en el club, que son los que conozco, en los dos somos sumamente profesionales. Es cuestión de las prioridades en el fútbol. Si es la número uno en la vida, los resultados van a mostrarse por si solos. El profesionalismo viene de uno mismo, sin importar donde uno esté. Viene de la mentalidad de cada uno.

¿Siente que ya está para dar el salto a una mejor liga?

Lo que yo piense y lo que pase son dos cosas diferentes. Por supuesto que uno como jugador tiene ambiciones, pero no hago nada por preocuparme por lo que pueda pasar, si no estoy consciente de lo que tengo que hacer para llegar ahí.

PUBLICIDAD

¿Considera el Mundial como la mejor vitrina para mostrarse?

A mí lo que me importa es que esta Selección pueda ir hacer su propia historia. Las cosas individuales no me llaman. De por si, lo personal se maximiza con un buen rendimiento grupal. Lo que me preocupa es que ganemos partidos.

Usted es de los que más habla de superar lo de Italia 1990, ¿tiene algo que ver con que el país deje de recordar siempre a esa generación, en la cual estaba su papá (Alexandre Guimaraes) y pase a mencionar siempre la suya ?

Para nada. Estoy orgulloso de mi papá, quien está unido a los últimos tres Mundiales de Costa Rica. Él es mi orgullo, mi ídolo. Eso no se va a quitar, lo que yo digo es que queremos superarlo por nosotros, porque el fútbol tico avance.

  • Comparta este artículo
Deportes

Celso Borges: ‘Yo no me he puesto un techo, aún no hay límite’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota