Deportes

Buzón de Rodrigo

Actualizado el 17 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Deportes

Buzón de Rodrigo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Rodrigo Calvo, periodista de deportes de La Nación.
ampliar
Rodrigo Calvo, periodista de deportes de La Nación.
Trayectoria de Leónidas da Silva

Quisiera preguntarle acerca de un jugador brasileño Leónidas que jugó descalzo en el Mundial de 1938 en Francia. Y también me gustaría conocer más de su trayectoria.

Esteban Sánchez

Los Anonos, San José

Respuesta: Leónidas da Silva fue un mejor delantero de Brasil de su tiempo, leyenda del fútbol mundial por ser un malabarista de la pelota. También se le conoció como “el goleador descalzo”. La razón fue que en el partido de octavos de final del Mundial de Francia , en 1938, cuando Brasil se enfrentó a Polonia, el campo estaba impracticable después de las fuertes lluvias en la zona y parecía difícil no caerse. Por eso, se acercó a la banda y arrojó los tacos al banquillo para jugar descalzo. Acostumbrado a jugar así en las calles y playas de Río de Janeiro, la primera pelota que tocó la convirtió en gol. Como el barro cubría sus piernas, el árbitro sueco, Ivan Eckling, no se percató del hecho y convalidó un gol que debió haber sido anulado, debido que no tenía el uniforme completo en el campo, como ya lo exigía entonces el reglamento. Al final, se dio la victoria por 6-5 de  Brasil, en uno de los partidos con más goles en la historia de los Mundiales. Trayectoria en el fútbol: Bautizado el Diamante Negro y el Hombre de Goma , nació el 6 de setiembre de 1913, en San Cristóbal, Río de Janeiro, Brasil. Ocho veces campeón de su país, jugó en los equipos Bonsucesso, Peñarol de Uruguay, Vasco da Gama, Botafogo, Flamengo y Sao Paulo, que pagó por su fichaje una cifra récord; ganó ahí cinco cetros. Tras colgar los tacos en 1950 a los 37 años, se hizo técnico, fue comentarista deportivo de la radio y televisión paulistas, y después se dedicó a los negocios inmobiliarios en Sao Pablo. Selección brasileña: Estuvo en dos Mundiales, el de 1934 en Italia y el de 1938 en Francia. En el 38 estaba lesionado y fue reservado para la eventual final en París, pero Italia le ganó la semifinal. Pese a ello, Brasil ocupó el tercer lugar y él se consagró goleador universal, con ocho dianas. Cuatro años antes, en el 34, tenía 21 años y marcó a España el único gol de su país en el torneo. Con ello completó 25 tantos en 25 partidos internacionales. Estilo de juego: Fue el ídolo máximo de Brasil, antes de la aparición del rey Pelé . Inventor de la famosa jugada conocida como “la bicicleta” o “chalaca”, el pequeño futbolista tenía un juego veloz y acrobático. Era un artista de la pelota en el estricto sentido de la palabra y sus sorpresivos ataques volvían locos a los porteros. Fallecimiento: Enfermo de Alzheimer y diabetes, Leónidas murió a los 90 años, el 24 de enero del 2004, en un asilo de Cotia, Sao Paulo. El apodo del Diamante Negro motivó en el 2008 una marca de chocolate lanzada en su honor.

PUBLICIDAD

¡Haga su consulta!

Escriba al redactor Rodrigo Calvo al apartado postal 10.138-1.000, San José; al fax 2247-5022; o al correo rcalvo@nacion.com

  • Comparta este artículo
Deportes

Buzón de Rodrigo

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota